Mi experiencia con GNU/Linux y el software libre

Tal día como hoy de hace 5 años nacía este blog. No tengo por costumbre publicar artículos en las efemérides, que yo recuerde solamente me salté la norma en el primer aniversario. Hoy tampoco iba a hacerlo, pero he recibido un correo electrónico de un lector del cual hace tiempo no tenía noticias, pidiendo un espacio para publicar sus vivencias en este mundo del pingüino, incluyendo las motivaciones e influencias externas que le llevaron a adentrarse en él. Entre estas últimas cita este pequeño rincón de la red, motivo de orgullo para todos los que lo hacemos y razón de sobra para acceder a su deseo.

El mensaje lo firma Marco Galicia, que en esa particular nomenclatura que componen los “nicks” siempre fue conocido por aquí como HydrosIII. Escribe lo siguiente:

 

Hola Enrique, escribo esta carta, que me gustaría, hicieras pública, ya que aunque había tenido la intención de escribirla hace rato no había hallado el tiempo y me gustaría compartir con los lectores y la comunidad de tu blog una experiencia personal.

He sido lector asiduo de tu blog desde hace mas o menos tres años (con el seudónimo de hydrosiii, he comentado bastante, pero de esto ya tiene un tiempo) cuando aún tenía otra presentación, y se discutían otras cosas. Y estaba solamente dedicado a la revisión de distribuciones, mas que otra cosa. Reconozco que gracias a tu blog, logré echar a perder mi computadora unas 15 veces cambiando de distribución en distribución. Me gustaría dar a conocer un poco de mi historia, ya sea para animar a los lectores de tu blog al conocimiento de GNU/Linux, ya sea para compartir experiencias en cuanto a la vida y el mundo real en que vivimos.

Soy mexicano, comencé con GNU/Linux, cuando recién me graduaba de la Universidad de la Licenciatura en Relaciones Internacionales. En el proceso de hacer mi tesis, tuve mucho de procrastinación y tiempo libre por lo que me entretuve en desarmar y armar computadoras con diferentes distribuciones Linux. El vicio fue a tanto que terminé instalando distros como Arch Linux o
Gentoo, y sabiendo cada uno de los componentes del kernel Linux. Esto me valió para poner en funcionamiento en la empresa familiar un sistema de punto de venta y ERP, llamado Openerp y con lo cual, se mantienen hasta hoy día.

Cuando salí por fin de la Universidad con mi tesis concluida, el desafío de colocarme dentro del mundo laboral se resolvió de una manera inédita. Cuando unos amigos y yo íbamos a una manifestación pacífica en contra de las violaciones de derechos humanos que se dieron en Ayotzinapa en el 2014, ellos fueron golpeados por la policía. En mi indignación, lo que hice fue montar un servidor con una aplicación llamada ushahidi, misma que fue utilizada en Kenia para el monitoreo electoral. Un grupo de amigos y yo resolvimos que podía ser utilizada para monitorear las violaciones de derechos humanos en las marchas.

Esta iniciativa en ese momento fue acogida con algo de éxito en algunas organizaciones de la sociedad civil, que buscaban desesperadamente soluciones nuevas, por lo que durante un momento tuve la oportunidad de conocer a algunas personalidades de este ámbito, momento que en realidad fue muy breve.

Cuando el momento político pasó me hallé promocionando mi iniciativa de manera altruista en un hackaton organizado por GIST TECH. En donde llegué sin saber que lugar ocupaba en el mundo informático, ni que conocimientos tenía. Ya que mis conocimientos fueron adquiridos de manera empírica durante un año de encierro y procrastinación.

El equipo con el que me uní ganó, con otro proyecto, el hackaton tanto a nivel nacional como posteriormente a nivel internacional, lo cual me valió convertirme en el empleado de una startup que recién estaba surgiendo, y que ahora, dos años después, se dedica a la ciencia de datos en México.

A través de esos dos años, trabajé en esa empresa, teniendo unas perspectivas de salario mejor que muchos de mis compañeros graduados de la universidad en mis mismas circunstancias, ya que es bien sabido que el mundo informático, por su hermetismo, es bien pagado cuando los conocimientos son suficientes.

Junto con el frenesí de esa empresa entré de lleno en el mundo de la startup, un mundo que por lo menos aquí en México apenas acaba de surgir. En el que promocionan todo tipo de valores como el aprendizaje libre, la abolición de la educación tradicional en espacios auspiciados por compañías como Google y otras grandes del diseño de software, en donde la palabra startup y coworking son de las más populares.

Actualmente me encuentro estudiando una maestría en Ciencias de la Comunicación, en la cual analizo la dependencia de la administración mexicana, al software de compañías como Microsoft y otras,  aunque ya no me encuentro trabajando en la empresa donde estaba, gané la suficiente experiencia y conocimientos, en varios proyectos que me tocó participar. De esta manera hoy puedo hablar al tú por tú con ingenieros expertos en software, y considero mi área de especialidad los servidores y su mantenimiento, sobretodo en variantes de UNIX. Es decir, me dio una perspectiva única sobre Internet, y en pocas palabras, cambió mi vida y le dio un giro de 180 grados que yo no hubiera esperado hace dos años.

Gracias a un blog como éste y  en general a la gente que ocupa parte de su tiempo libre, en hablar de cosas de las que vale la pena hablar, en compartir conocimientos que vale la pena difundir, pude hacer esta clase de cosas. Por lo menos para mi las fuentes principales de ese conocimiento que me permitieron lograr lo que hice en los últimos dos años, fueron en mayor medida, blogs de gente que promociona Linux (sobretodo españoles), los foros de Arch Linux y su wiki y ya mas avanzado el asunto, bibliografía especializada.

Entre las cosas negativas de esta noción de comunidad que me ha tocado personalmente asistir es la caída de una iniciativa independiente que auspicié y que durante seis meses, mantuvo servidores de distribuciones como Centos y Arch Linux en México, así como un mirror para el lenguaje R de programación en la dirección jellyfish.lol. Cosa a la que dediqué tiempo y esfuerzo, pero que por falta de financiamiento se tuvo que cerrar. He de decir que aunque tuve la noción de promocionar algo como esto, la falta de tiempo, no me permitió hacerlo.

Cuento estas experiencias ya que todas surgieron de un momento en que entré a tu blog, y cuestioné la eficiencia del software que mi computadora usaba. Con el tiempo, el uso de GNU/Linux se ha vuelto un hábito. Hoy uso Arch Linux y aunque por el momento estoy algo distanciado del puro trabajo técnico en la Informática, como la programación o la administración de sistemas, si lo uso para hacer todas mis tareas cotidianas como la edición de texto (En la cual uso siempre Latex) y navegar por Internet.

Así que muchas gracias por el buen trabajo, Enrique.

 

Gracias, por descontado, a ti y a todos los lectores que han hecho de este blog un espacio peculiar, del que me gusta destacar siempre el respeto y la tolerancia en las opiniones, sean del signo que sean. Cinco años, quién me lo iba a decir.

Como sabéis por el artículo anterior andamos enredados (nunca mejor dicho) unos cuantos locos de esto y yo en la ardua tarea de poner en marcha un blog comunitario. Seguimos en ello. La convocatoria hoy de una nueva oferta pública de empleo en el servicio sanitario en que desempeño mi profesión hace aún más complicado sacar tiempo, sobre todo porque es que no lo hay, materialmente, pero os prometo intentarlo.

Salud

Enrique Bravo

Padre, marido, enfermero y palangana. Bloguero a veces. Usando GNU/Linux desde 2007. Más info.

También te podría gustar...

Deja un comentario

11 Comentarios en "Mi experiencia con GNU/Linux y el software libre"

Notificar
avatar
Ordenar por:   más nuevos | más antiguos | más votados
Vladimir
Lector

La historia del paisano, debe ser la misma de muchos por aquí, aunque no todos encontramos un nuevo trabajo o vocación, de una u otra manera, a muchos nos ayudo este blog, para conocer mas distros linux y tener una idea de lo que podíamos esperar al usar la distro “X” o “Y”. Nunca olvidare mi experiencia en openSUSE 12.3, la cual decidí probar, gracias a la publicación que tu realizaste.
Al día de hoy uso Ubuntu en su edición mas reciente (es la que mejor se lleva con el equipo…), y no he dejado desde hace un par de años, de venir a dar una vuelta por aquí, a ver que hay de nuevo…
Saludos y ojala tengas tiempo de seguir con el buen trabajo…

VaryHeavy
Lector

Tengo que reconocer que la historia del compa Hydrosiii (¡saludos desde Sevilla!) me ha emocionado, y que me identifico con él en muchas cosas.

aioria
Lector

soy de los que siempre pasa por tu blog a ver las review que haces porque le pones empeño y profundizas con tu experiencia, cosa que se agradece… para los usuarios siempre es bueno encontrar blog como estos donde uno puede medir y ver si la distro que a uno le gusta puede irle bien a nuestra pc. me gusto el articulo interesante experiencia.

victorhck
Lector

epa!! que me pasé este artículo!! Pero nunca es tarde si la dicha es buena, y en este caso es muy buena!!

Lo primero felicitar a Enrique por esta web, y por sus artículos!!

Lo segundo, agradecer la carta, porque me ha parecido muy buena, y muy significativa. Es una ejemplo del “efecto mariposa”.
Una mariposa aletea en Japón y en las costas de California provoca un tornado… algo así ha sido esto.

Nunca sabemos los que escribimos en blogs, webs, sobre GNU/Linux el alcance de nuestros artículos, este es un gran ejemplo.

Mi enhorabuena a hydrosiii por esta historia, y por su compromiso con el software libre y con otros compromisos igual o más importantes!! Y por supuesto por esta historia!

Saludos y nos seguimos leyendo!!!

Haniballbean
Lector

Me siento identificado con la nota; y creo que veo como sera mi futuro aqui en mi pais.
Saludos desde Honduras tambien sigo este blog desde hace ya varios años…

wpDiscuz

Page optimized by WP Minify Fix WordPress Plugin