Instalando Debian Jessie

Disculpen ustedes mi falta de originalidad. Sí, se me ha ocurrido que el “verano del camaleón” podría tener su continuidad en el otoño de Debian, así sin más. En realidad, mi intención era realizar un experimento con una distribución que estuviese únicamente formada por paquetes libres y tratar de sobrevivir con ella como único sistema disponible para el día a día. Supongo que ya se ha hecho antes, pero me apetecía probar la experiencia. Sin embargo, esta historia estaba condenada a morir antes de siquiera ver la luz, debido a que ninguno de los adaptadores wifi que poseo (tres, nada menos) son soportados por GNU/Linux sin usar “blobs” binarios. Sí, podría comprar un cable de red de diez metros hasta el salón o trasladar todo el equipo allí, siendo ambas soluciones un seguro motivo de disputa familiar, ya me entienden… También podría adquirir este adaptador totalmente libre avalado por la FSF, pero eso lo dejamos para otro mes en el que me “sobren” treinta y tantos euros más gastos de envío desde Rumanía. La libertad siempre tiene un precio.

Leer más

Si te gustó, compártelo

Zorin OS 10: bonito y poco más

En GNU/Linux tenemos multitud de ejemplos de cómo reinventar la rueda. Algunos de ellos, incluso, van un paso más allá y nos enseñan que se puede hasta ganar dinero con unos cuantos retoques, más o menos afortunados, sobre algo que ya existe. Uno de estos últimos lo constituye Zorin OS, distribución de origen irlandés cuya meta siempre fue facilitar la transición desde Windows a los mundos de Tux. Así lo consideré siempre, desde luego, hasta el punto de que la recomendaba recientemente a un par de usuarios que preguntaban por una distribución que no presentara diferencias insalvables con su Windows de toda la vida.

Ya había realizado la recomendación cuando me puse a pensar – a veces lo hago – sobre el tiempo que hacía que no la revisaba. Me dirigí al campo de búsqueda del blog y encontré este artículo, que data de… ¡julio de 2012! ¿Más de tres años sin probarla y me atrevo a recomendarla? Intolerable, así que me puse manos a la obra para ver cómo van las cosas por el sistema que nos traen desde la isla esmeralda.

Leer más

Si te gustó, compártelo

Debian 8 Jessie: impresionante fluidez

La comunidad GNU/Linux se vestía de largo el pasado sábado, con sus mejores galas posibles, para dar la bienvenida a una nueva versión estable de la distribución madre de muchas: Debian. La octava en numeración, que siguiendo con la tradición tiene nombre de personaje de la serie Toy Story, en esta ocasión la vaquera Jessie. Revisar Debian no es una tarea cualquiera, si me permitís señalarlo. Todo lo que rodea al “sistema operativo universal” se antoja casi místico y de Debian casi todos hablan con adoración, fiel e incondicional. Por mi parte, aun estando de acuerdo en la práctica totalidad del contrato social y maravillado por la seriedad y la forma de trabajar del inmenso equipo de desarrolladores, quisiera recordar que, al fin y al cabo, estamos ante un sistema, una herramienta que, como tal, es susceptible de cumplir con más o menos brillantez su cometido. De manera que, dejando halos a un lado, vamos a someter a la distro a nuestra batería de pruebas varias habitual.

Leer más

Si te gustó, compártelo