•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo han vuelto han conseguir. Los desarrolladores de Chakra han continuado con su proceder habitual, lento pero seguro, y el resultado es, de nuevo, una gran experiencia de uso. Tratándose de una distribución que entrega Plasma 5 en exclusiva, sin más alternativas que LXQt (si se es usuario aventurado), se podrá comprender que la empresa no ha sido en absoluto sencilla. Hace algunos meses se planteaba en los foros la opción de continuar dando soporte a KDE 4 o bien pasar directamente a sacar una nueva ISO con Plasma 5. La respuesta más numerosa de los usuarios – yo entre ellos – fue un sí al nuevo escritorio, pero cuando estuviese lo suficientemente maduro como para no suponer una experiencia infernal, a lo KDE 4 en sus inicios.

Y ha sido, a la postre, la decisión más inteligente. Al igual que ocurre con openSUSE Leap 42.1, esta Chakra Fermi es perfectamente utilizable en el día a día. Es cierto que aparecen algunos errores, pero insisto, como en el caso de la distro de Geeko, no suponen en modo alguno un menoscabo importante de la experiencia de uso. Es decir, se ha conseguido lo que se pretendía. Entre las novedades que incluye, este nuevo lanzamiento viene con el kernel 4.1.4, KDE 15.08.2, Plasma 5.4.2 (el 5.4.3 ya está en “testing” y llegará en una semana escasa), systemd 227, nvidia 352.30 (además de un par de versiones antiguas) y catalyst 15.5.

Por azares del destino, mi disco duro interno ha comenzado a dar muestras de desgaste. No entiendo por qué, si apenas lo he formateado mil veces… Ayer fui a entrar en openSUSE y no pude, debido a errores en la partición raíz, pudiendo comprobar mediante la utilidad “Smart” que existen varios sectores defectuosos ya. Disco peligroso, por tanto, susceptible de fallar totalmente en un futuro cercano. En el disco externo hay unas cuantas distribuciones, aunque no pude entrar a ninguna (“kernel panics” en Manjaro XFCE y KDE, supongo que no ha sabido manejar el cambio de gráfica), de modo que en este momento y aunque parezca mentira, Chakra es mi única distribución GNU/Linux. Os voy a comentar, como suelo, los aspectos positivos y negativos de usarla, tratando de ser lo más imparcial posible, algo que con Chakra me cuesta un poco más de trabajo de lo habitual.

El Plasma 5 de Chakra: Heritage

Amigo Jairo, tú tenías razón: KDE 4 y Plasma 5 no son tan diferentes. Es cierto que faltan algunas opciones, pero es cuestión de dar algo de tiempo al desarrollo para que alcancen a ponerse a la altura a la que estaban con la versión anterior. Chakra incluye el tema de escritorio Heritage, un nombre apropiado dado que es, básicamente, el Caledonia que Malcer nos dejara en herencia. Sigue luciendo igual de bien, pero si no eres de los que gustan de temas oscuros, Breeze viene también instalado para hacer lo más fácil posible el cambio. A mí me gusta tal y como viene, desde la pantalla de presentación hasta el fondo de escritorio. Estéticamente, Chakra continúa siendo una maravilla bajo mi punto de vista y el de muchos más, según he podido leer por ahí.

instantánea6_copy
Exceptuando mi borrosa cara, el resto es una maravilla

Algunos errores “upstream”

Uno de los motivos por los que instalé openSUSE, KaOS o Kubuntu fue poder comparar, llegado el momento de la salida de Chakra Fermi, y averiguar qué errores son propios de la distribución. Realmente no he encontrado casi ninguno de ésos. Más bien, faltan cosas que antes hacía Kapudan y ahora se deben realizar “a mano”, como levantar por primera vez el servidor de impresión o crear las carpetas de usuario. No tenemos notificador de actualizaciones tampoco, por lo que hemos de añadirlo (se llama “octopi-notifier”) a los programas que corren al inicio.

Mención aparte para el tremendo error que permite ejecutar “sudo” sin que se nos pida la contraseña del administrador. Por un descuido, los desarrolladores han mantenido en el sistema instalado la facilidad que solamente se debe permitir en el “Live CD”, dando como resultado este fallo garrafal del que daba cuenta, rápidamente, Carlos González en esta entrada de su blog. El error lo notifiqué lo antes posible en el foro y en el “bugtracker”, aunque a día de hoy todavía no ha llegado su solución al repositorio estable y sigue en “testing”. No sé por qué, la verdad. Considero que es un fallo crítico que hace muy vulnerable al sistema. Entiendo que existan políticas para el paso de paquetes de un repositorio de pruebas a otro estable, pero han de permitirse excepciones para casos como el que nos ocupa. En mi humilde opinión, claro.

De los errores achacables al desarrollo de Plasma 5, hay un par bastante irritantes que, en mi caso, solamente se reducen a uno. A veces – ocurre de manera aleatoria – uno cierra una instancia de Konsole y se encuentra con que se dispara la CPU. Konsole, pese a que no lo parezca, sigue en segundo plano y monopolizando uno de los cuatro núcleos del procesador. Ocurría también en openSUSE, por lo que deduzco que es cosa del equipo de desarrolladores de KDE, y a ellos corresponde solucionarlo. El otro error, yo no lo padezco, pero me consta que hay usuarios que sí: la desaparición aleatoria del plasmoide de red. En openSUSE no me desaparecía, sino que directamente ni siquiera se dejaba ver. En Chakra siempre está ahí, al menos en mi experiencia personal. Por otro lado, mi problema con Spotify en openSUSE no está presente en Chakra: se instala y ejecuta como la seda.

instantánea7_copy
Escuchando un clásico de Los Hermanos Dalton en Spotify

Pocos más problemas que reportar, si acaso los cierres de Dolphin, también aleatorios, al pulsar en “Configurar Dolphin”. O la ausencia de algunas acciones en el propio navegador de archivos, como las siempre útiles “Kim”, que pese a tenerlas instaladas no aparecen por ningún lado.

Soluciones para todos, no para unos cuantos

Veamos cómo corregir algunos de los comportamientos erráticos mencionados más arriba hasta conseguir que Chakra sea ese sistema magnífico que todos queremos en nuestro equipo. Otros no será posible corregirlos hasta que el equipo de KDE se ponga las pilas. Marchando una de soluciones variadas:

1 – No me gusta Qupzilla, he instalado Firefox y se ve feo. Hay que acordarse de instalar los paquetes oxygen-gtk2 y oxygen-gtk3, desde el repositorio extra. Viene activado por defecto, por cierto.

2 – No aparece el fantasmita de las actualizaciones. Tienes que añadir el programa octopi-notifier para que se ejecute al inicio de sesión. En el menú, “Preferencias del sistema”, módulo “Arranque y apagado”, sub-módulo “Autoarranque”. Damos a “añadir programa” y escogemos el mencionado.

3 – No se detecta la impresora. El servicio de impresión no viene habilitado por defecto. Abrimos un terminal (Konsole o Yakuake) y escribimos “sudo systemctl start org.cups.cupsd.service” para que se inicie y luego “sudo systemctl enable org.cups.cupsd.service” para hacerlo permanente.

4 – No viene instalado KDEconnect y no consigo que funcione el paquete del repositorio “desktop”. A mí, al menos, no me funcionaba. El que sí que va perfecto es el incluido en CCR, no la versión kdeconnect-git, sino la llamada kdeconnect-frameworks-git, mantenida por una de los desarrolladores de Chakra.

5- No se ve el icono de Skype en la bandeja del sistema. Se necesita el paquete lib32-sni-qt, que está en los repositorios oficiales.

¿Qué tal el desempeño gráfico, con Steam en mente?

Cuestión que a muchos le resultará irrelevante, pero que no lo es para los que solemos jugar en GNU/Linux, principalmente a través de la plataforma Steam. En primer lugar, es muy recomendable habilitar la opción de ignorar los efectos de escritorio en ventanas a pantalla completa. Esto permite ganar valiosos “FPS”. Se consigue entrando en “Preferencias del sistema”, módulo “Pantalla y monitor”, sub-módulo “Compositor” y marcando la casilla “Suspender el compositor en las ventanas a pantalla completa”.

instantánea8_copy
Steam funciona a la perfección en Chakra

En mi caso, con el estreno de la Nvidia Geforce GT610, el rendimiento gráfico es bastante bueno, mejorando el obtenido en openSUSE Leap 42.1. Esto no es nuevo en absoluto, pues siempre conseguí grandes resultados en Chakra, similares a los ofrecidos por Ubuntu, para mí ganadores en todas las comparativas. Y es algo que no solamente se aprecia en los “benchmarks” o directamente jugando en Steam, sino que ya se da a notar en el simple uso del sistema de escritorio para tareas cotidianas. Todo en Chakra es liviano y rápido.

Entonces Chakra, ¿merece la pena?

Bueno, como hemos repetido montones de veces, el único modo de averiguarlo es probando la distribución. Chakra tiene muchas cosas buenas y otras que no lo son tanto, como su política centrada en KDE que excluye ciertas aplicaciones GTK, aunque cada vez menos, la verdad. De hecho, como comentaba más arriba, el repositorio con dichas aplicaciones ya viene activado por defecto, lo que es un gran avance respecto a los tiempos de los “bundles“. Su mayor acierto es, para mí, el modelo de desarrollo “semi-rolling”, que permite tener aplicaciones de KDE en sus últimas versiones, manteniendo un núcleo del sistema que se actualiza menos a menudo. Y por núcleo no me refiero solamente al kernel, sino también al “stack” gráfico y los controladores propietarios.

instantánea4_copy
La vista de exposición de ventanas de Plasma 5 en Chakra

Otros aspectos que me gustan particularmente son los que tienen que ver con la comunidad y el contacto estrecho con los desarrolladores. Gente cordial, que podrá estar más o menos ocupada, pero que siempre responde las dudas con rapidez. El carácter democrático sigue presente, con multitud de canales que nos dan la oportunidad a todos – incluso a los legos en la materia – de participar en el devenir de la distribución.

Todas estas cosas ya las he comentado antes en muchos artículos, así que a los lectores habituales les parecerá un poco repetitivo. No se puede esperar otra cosa de un bloguero con marcada predilección por este sistema desde hace años, las cosas como son. Espero, cuanto menos, haber disipado algunas dudas sobre la nueva versión de Chakra, dedicada al Premio Nobel de Física, Enrico Fermi. Unos cuantos días de uso han bastado, en mi caso, para acabar de un plumazo con las reticencias. Chakra sigue siendo Chakra, y no hay Plasma 5, por inmaduro que esté, que pueda con ella.

Salud


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •