•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tengo que reconocer que estoy disfrutando mucho de la experiencia de uso que proporciona openSUSE 13.2 con KDE. Esta serie de artículos veraniegos me están permitiendo descubrir más a fondo a una distribución GNU/Linux de tremenda enjundia y peso dentro del mundillo, y a fe que existen motivos más que sobrados para ello. Lo cierto es que me ha venido de perlas, pues hace algunos días que ha regresado a Ubuntu Trusty (versión de soporte extendido, recordemos) el molesto error de la caída de la red inalámbrica y la merma de velocidad. Por el momento tengo a openSUSE con lo más básico instalado, a la espera de ir construyendo junto a vosotros, documentando en artículos, un sistema completo para mi uso y disfrute.

Hoy vamos a poner la siguiente piedra en nuestra fortaleza “opensusera” con los pasos que doy tras la instalación. Sí, es otro de esos artículos de “qué hacer después de instalar openSUSE”, aunque más básico si cabe.

1. Actualizar el sistema

Lo primero es lo primero. Había dejado el sistema recién instalado y esperando los pasos siguientes, de los cuales, siempre empiezo por instalar todas las actualizaciones disponibles. Abriendo Yast2 (la navaja suiza de openSUSE, hace de todo) y escogiendo el módulo de “Actualización en línea” nos vamos a encontrar con varios parches de seguridad a instalar (en la pestaña “Parches”). Estos los seleccionamos todos.

Instalamos los parches de seguridad recomendados
Instalamos los parches de seguridad recomendados


A continuación pasamos a la pestaña “Resumen de la instalación”, donde veremos una buena cantidad de paquetes que han recibido actualizaciones (correcciones y mejoras, básicamente) desde que se publicó la versión de openSUSE. Si no están señalados, también los marcamos todos.

Paquetes actualizados que se van a instalar
Paquetes actualizados que se van a instalar


El sistema nos informa de que se necesita instalar dependencias nuevas para cumplir con los requisitos de la actualización.

Cambios automáticos en los paquetes para cumplir con las dependencias
Cambios automáticos en los paquetes para cumplir con las dependencias

Así como aquellos parches que precisarán un reinicio tras ser instalados.

Habrá que reiniciar, menos mal que se tarda menos que en Windows
Habrá que reiniciar, menos mal que se tarda menos que en Windows

Y a actualizar se ha dicho.

openSUSE actualizando paquetes
openSUSE actualizando paquetes

2. Ponemos el sistema completo en español

Dependiendo del medio escogido para instalar openSUSE (CD en vivo, DVD o unidad USB) habrá programas y menús del escritorio que aparecerán en inglés o no. En el caso que nos ocupa (instalado desde CD en vivo con KDE) hay ciertas partes que sí que están en el idioma de Shakespeare. Una vez hemos reiniciado tras la instalación de actualizaciones volvemos a abrir Yast2, escogemos el módulo “Software Management” (o “Instalar/Desinstalar software”). En la pestaña “Resumen de la instalación” debe aparecernos una buena cantidad de paquetes de idioma. Así fue en mi caso, lástima que olvidé tomar un “pantallazo”.

La segunda parte de nuestra tarea ya es común a cualquier distribución con KDE. Nos vamos a “Preferencias del sistema”, módulo “Local” y en “País e idioma” seleccionamos el español y lo pasamos a la parte de “Preferred Languages”. Desde este momento, toda aplicación que iniciemos ya estará por completo en nuestro idioma.

Ponemos el español como idioma predeterminado de KDE
Ponemos el español como idioma predeterminado de KDE


3. Añadimos los repositorios de la comunidad

Para cumplir con las licencias y normativas vigentes, los desarrolladores de openSUSE no pueden incluir ciertos codecs y paquetes cuyos derechos plantean restricciones en la distribución y uso de los mismos. Pero no temáis, que para eso están los repositorios de la comunidad. Tenemos que abrir, nuevamente, Yast2 y escoger el módulo “Repositorios de software”. Allí vamos a pulsar en “Añadir” y a elegir “Repositorios de la comunidad”. De entre los que aparecen hay algunos especialmente relevantes, como puede ser el “AMD/ATI Graphic Drivers” en mi caso. De momento, nos vamos a quedar con el más importante de todos, el archiconocido “Packman Repository”. También escogemos, si pensamos utilizar el equipo para reproducir DVDs, el repositorio “Libdvdcss”.

Escogemos los repositorios de la comunidad. Ahí falta libdvdcss por marcar
Escogemos los repositorios de la comunidad. Ahí falta libdvdcss por marcar


Mientras se descargan los archivos de índice, nos pedirá confirmación para importar la clave GnuPG de los desarrolladores del repositorio. Pulsamos en “Confiar”.

Confiar o no confiar... yo, como Pierce Brosnan
Confiar o no confiar… yo, como Pierce Brosnan


Seguidamente, recomiendo aumentar la prioridad de este repositorio, para que en caso de duplicidad de paquetes, openSUSE escoja los provenientes del mismo (que son los que nos interesan, en todo caso, en cuanto a multimedia). Curiosamente, el aumento de la prioridad se consigue asignando un número más bajo a la que tienen el resto de repositorios oficiales, esto es, 98.

Con este cambio de prioridad nos ahorramos quebraderos de cabeza
Con este cambio de prioridad nos ahorramos quebraderos de cabeza

Tras aceptar y salir de este módulo, volvemos a “Instalar/Desinstalar software”, donde aparecerán, una vez más, varios paquetes nuevos para instalar, fruto de la activación del repositorio Packman. El cambio de prioridad que realizamos antes es el que nos asegurará que podremos reproducir nuestros archivos multimedia sin problemas, gracias a la instalación preferente de los paquetes desde el repositorio comunitario.

Con Packman vienen un montón de paquetes nuevos
Con Packman vienen un montón de paquetes nuevos

4. Configurando los efectos de escritorio

No soy lo que se dice un fan de los efectos, sobre todo cuando su uso va en detrimento del rendimiento general del sistema. No obstante, hay un par de ellos cuyo empleo considero casi imprescindible en mi día a día, ambos asociados a las esquinas de la pantalla. Por un lado, el predeterminado de KDE, que muestra las ventanas al mover el puntero del ratón hasta la esquina superior izquierda. El otro, lo configuro yo mismo en el módulo “Comportamiento del espacio de trabajo”, dentro de “Preferencias del sistema”. En “Bordes de pantalla”, selecciono la esquina inferior derecha y la asigno para que muestre el escritorio.

Podemos asignar funciones a cualquier espacio de los bordes de la pantalla
Podemos asignar funciones a cualquier espacio de los bordes de la pantalla

Si por alguna razón no funcionan correctamente los efectos (a veces ocurre), podemos probar a cambiar el tipo de composición. En “Preferencias del sistema”, módulo “Efectos del escritorio”, pestaña “Avanzado”. En mi caso escojo la composición en OpenGL 3.1 y el rasterizado como sistema gráfico Qt. Si vais a emplear el equipo para jugar os recomiendo activar la casilla “Suspender los efectos de escritorio en las ventanas a pantalla completa”, con lo que obtendréis una sustanciosa mejora en el número de “fps”, tan importante en esta materia.

Me funciona mejor openGL 3.1, tu caso puede ser distinto
Me funciona mejor openGL 3.1, tu caso puede ser distinto

5. Mejorar el “scrolling” en Firefox

Mi navegador favorito en GNU/Linux sigue siendo Firefox, digan lo que digan las comparativas como la que hice yo mismo en este blog. En openSUSE viene instalado por defecto, con una apariencia perfectamente integrada en el conjunto general del sistema. Cada cual escogerá las extensiones y configuraciones que prefiera en Firefox, pero hay una tarea que debería ser común si uno no quiere desesperarse con el “scrolling” lento. Escribimos “about:config” en la barra de navegación y obtenemos el típico mensaje apocalíptico que nos conmina a no tocar nada sin saber qué estamos haciendo.

Tu garantía se puede anular... claro, claro
Tu garantía se puede anular… claro, claro


Tras pulsar en “I’ll be careful, I promise” o “Tendré cuidado, lo prometo”, escribimos en la barra de búsqueda la palabra “mousewheel” (rueda de ratón). De entre los muchos campos obtenidos, escogemos “mousewheel.acceleration.start”, cuyo valor es el número entero “-1”.

No entiendo por qué viene desactivado por defecto, pero es lo que hay
No entiendo por qué viene desactivado por defecto, pero es lo que hay

Haciendo doble clic, nos pedirá un nuevo valor, que introduciremos: el número 1.

Así está mucho mejor: "scrolling" perfecto
Así está mucho mejor: “scrolling” perfecto

Si abrimos cualquier pestaña nueva después de realizar esta permuta, veremos como la velocidad de “scrolling” de Firefox no tiene nada que envidiar a la que se obtiene en Windows por defecto. De nada.

6. Mejorar las tipografías

Este fue por mucho tiempo mi caballo de batalla en GNU/Linux cuando usaba cualquier distribución que no fuese Ubuntu o Linux Mint. En Chakra, llegado un momento, se optó por implementar los paquetes parcheados de Ubuntu por defecto, lo que redundó en un aspecto envidiable de las tipografías desde el inicio. Aparte de estos parches de Canonical, existen los denominados “Infinality”, que son los que solía emplear en mis instalaciones de Arch Linux. Estos están a la altura de los mencionados y son muy fáciles de instalar en openSUSE, al estar disponibles en la página de software de la distribución.

Se puede instalar Infinality con 1 click... pero recomiendo otro método
Se puede instalar Infinality con 1 click… pero recomiendo otro método


Sin embargo, como podemos observar en la captura existen varios repositorios a escoger para realizar la instalación. Tras probar varios de ellos, sin éxito, decidí buscarme la vida por otra parte y emplear a San DuckDuckGo, que me llevó hasta esta guía de post-instalación de openSUSE. En el apartado dedicado al renderizado de fuentes recomiendan la adición de un repositorio mantenido por los auténticos desarrolladores de Infinality. ¿Cómo hacemos esto?

Pues nos vamos a Yast2, módulo “Repositorios de software”, botón “Añadir”. Elegimos “Especificar URL” y rellenamos los campos como corresponde.

Nuestro repositorio para el renderizado óptimo de fuentes
Nuestro repositorio para el renderizado óptimo de fuentes

Luego, en la pestaña “Ver”, escogemos “Repositorios” y hacemos clic en “Infinality”. Debemos seleccionar para instalar todos los paquetes que allí aparecen (salvo los que terminan en “devel” o “debug”, que solo interesan a desarrolladores) y pulsar en “Cambiar paquetes de sistema a las versiones en este repositorio”).

Seleccionamos los paquetes parcheados de Infinality
Seleccionamos los paquetes parcheados de Infinality

Una vez salgamos de la sesión y volvamos a entrar, notaremos claramente la diferencia en las tipografías. Si no es así, debemos comprobar en “Preferencias del sistema”, módulo “Apariencia de las aplicaciones” y pestaña “Tipos de letra”, que el renderizado de subpíxeles está marcado como “RGB”, e ir probando con las distintas opciones. Mi configuración preferida es esta:

Mi configuración preferida para el renderizado de fuentes
Mi configuración preferida para el renderizado de fuentes

7. Utilizar el gestor de solo iconos

En mi concepción del paradigma de escritorio moderno ya no hay cabida para las pestañas minimizadas de las ventanas. Prefiero los iconos y por este motivo utilizo el plasmoide de barra de tareas correspondiente, denominado “Gestor de tareas de solo iconos”. Hacemos clic sobre la caja de herramientas del panel inferior para entrar en el modo de edición del mismo, eliminamos el gestor de tareas y pulsamos en “Añadir elementos gráficos”. De todos los que aparecen, elegimos “Gestor de tareas de solo iconos” y lo configuramos a nuestro gusto.

Configurando el gestor de tareas de solo iconos
Configurando el gestor de tareas de solo iconos

8. Crear enlaces simbólicos a nuestros datos

La gran mayoría de usuarios que hacen convivir a su sistema GNU/Linux con otros mantienen la sana costumbre de separar la partición con su información más valiosa (normalmente documentos, fotos, vídeos y música). Yo no soy una excepción, de modo que en mi disco duro existe la partición “Datos”, en formato NTFS para que Windows sea capaz de leerla sin hacer malabarismos varios. Durante el proceso de instalación de openSUSE señalé la susodicha partición para que el sistema la montase al iniciar, en el directorio “/datos”. Para que mis carpetas de uso cotidiano apunten a las que están en esta partición, suelo crear enlaces simbólicos con Dolphin. Esto se hace haciendo clic con el botón derecho en un espacio vacío dentro de Dolphin, elegimos “Crear nuevo” y luego “Enlace básico a archivo o carpeta”. Ahí podemos escoger el nombre y la ubicación de la misma.

Las carpetas personales son enlaces simbólicos a mi partición de datos
Las carpetas personales son enlaces simbólicos a mi partición de datos


Si, al igual que un servidor, empleáis una partición NTFS para estos menesteres, probablemente estéis ya al tanto de las dificultades que plantea. O, al menos, de una que resulta particularmente molesta: la imposibilidad de enviar archivos a la papelera o cualquier cosa que requiera permiso de escritura en dicha partición. La solución pasa por editar el archivo /etc/fstab, con permisos de superusuario:

sudo nano /etc/fstab

En la línea correspondiente al montaje de la partición de datos, debemos añadir a nuestro usuario como propietario de la misma. Lo hacemos con la expresión “uid=1000”.

uid=1000 indica que la partición pertenece a nuestro usuario
uid=1000 indica que la partición pertenece a nuestro usuario

Finalmente, guardamos con CTRL+O y salimos con CTRL+X. Al siguiente reinicio se habrá resuelto el problema.

9. Visualizar las miniaturas de vídeo en Dolphin

Para ello debemos instalar un par de paquetes, algo que, como ya hemos visto se puede hacer fácilmente con Yast2. Hemos de introducir en el campo de búsqueda “kffmpeg” y seleccionar “kffmpegthumbnailer” y “libffmpegthumbnailer4”.

Seleccionamos los paquetes para su instalación
Seleccionamos los paquetes para su instalación


Cuando los hayamos instalado, tan solo abrimos Dolphin, pestaña “Control” y escogemos “Configurar Dolphin”. Luego en “General”, “Vistas previas”, marcamos “Video files”. Y listo, tan sencillo como eso.

 

Y marcamos para que se vea la vista, valga la redundancia
Y marcamos para que se vea la vista, valga la redundancia

10. Activar el cambio de “wallpapers” de KDE

Con KDE no dependemos de programas de terceros si deseamos unos fondos de pantalla que vayan cambiando cada cierto lapso de tiempo. Lo tenemos tan fácil como hacer clic con el botón derecho en el escritorio vacío y elegir “Preferencias de escritorio por omisión”. Ahí elegimos que el fondo de pantalla sea una presentación, cada cuanto tiempo ha de variar la imagen y desde qué directorio se tomará la misma. Nuevamente, muy sencillo de realizar.

Configurando los fondos de pantalla de KDE
Configurando los fondos de pantalla de KDE


11. Instalar un plasmoide meteorológico

Si quieres saber el tiempo que hace, lo mejor es asomarse a la ventana o salir a comprobarlo. Pero como, en el fondo, somos unos frikis, mejor nos instalamos el plasmoide YAWP (Yet Another Weather Plasmoid, Otro plasmoide meteorológico más) y openSUSE nos informará. Para ello podemos ir a la web de software de la distribución (qué maravilla) y descargarlo desde allí. Luego procedemos a su instalación, del mismo modo que hicimos con el gestor de tareas de solo iconos.

yawp es un bonito plasmoide meteorológico para KDE
yawp es un bonito plasmoide meteorológico para KDE

12. Instalar VLC y sus codecs

Por algún motivo que se me escapa, openSUSE sigue lanzando versiones en las que incluye a Kaffeine como reproductor multimedia por defecto. Como no es, ni de lejos, mi preferido, siempre instalo VLC y su excelente paquete de codecs. Hay que tener en cuenta que el VLC de los repositorios oficiales no reproduce casi nada. Suerte que nosotros tomamos la precaución de dar prioridad a Packman, de modo que se instalará el VLC “bueno”.

Importante: no olvidarse de instalar vlc-codecs o no veremos nada
Importante: no olvidarse de instalar vlc-codecs o no veremos nada


Pues hasta aquí llega lo que yo considero una configuración básica de openSUSE para mis necesidades particulares. Iremos ampliando en futuras reseñas la instalación de más programas para ir conformando ese sistema de uso diario que pretendo implementar. Por ahora está quedando bonito y, lo que es más importante, funcional. Y todo ello con un débito mínimo de 500 Mb de RAM. Asombroso.

500 Mb es una cifra impresionante para un KDE
500 Mb es una cifra impresionante para un KDE

Aun teniendo sus particularidades que lo hacen único frente a otros sistemas GNU/Linux, creo que empiezo a entender la manera de hacer las cosas en openSUSE. Probablemente sea esta la base de su tremenda robustez. Y, por ahora, máxima fluidez y estabilidad, que espero se mantenga durante todo mi tiempo de uso.

Salud


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •