Reflexiones sobre el escritorio

A pesar de que este año 2012 que se acaba ha sido, en términos generales, fructífero para Linux en lo que se refiere al aumento de usuarios y otros pequeños logros (se me viene a la mente Steam, principalmente) también se han multiplicado las dudas. Me refiero a la, para muchos, traumática desaparición de un entorno de escritorio bien conocido y apreciado, como era Gnome 2, y la consiguiente búsqueda de algo parecido o mejor. Este es un camino que, como yo, han emprendido muchos usuarios de Linux, algunos de los cuales ni siquiera eran conscientes de lo que podía significar un cambio tan radical en el escritorio más utilizado.

Imagen de Genbeta

Cuando la nueva versión del escritorio de la huella está alcanzando su madurez me parece que es una buena ocasión para hacer una revisión sobre el momento en que se encuentran las diferentes alternativas que tienen los usuarios. El haber probado y saltado entre tanta distribución me ha hecho conocedor, en algunos casos con más profundidad que en otros, de todos los entornos de escritorio y algún que otro gestor de ventanas. Voy a dar hoy mi opinión sobre los mismos, no con ánimo de crear una de esas encendidas luchas que no hacen sino dividir más a los linuxeros, sino más bien para servir un poco de guía a esos usuarios que se han iniciado hace poco con este sistema operativo y están un poco perdidos al respecto.

¿Qué es un entorno de escritorio?
El concepto de entorno de escritorio, cuando se viene de Windows, es muy sencillo: ese sitio con un fondo de pantalla, donde coloco los iconos de mis aplicaciones favoritas, veo la hora y la fecha y consta de una barra de tareas en la parte inferior de la pantalla. Si bien todas esas cosas son configurables en Windows, poca gente lo sabe y menos aún da el paso de personalizar el entorno a su gusto. Windows, simplemente, se acepta tal y como es, a excepción quizás del wallpaper, que es lo que todo el mundo tiende a cambiar.

Estando todo tan claro en Windows, el usuario llega a Linux y la cosa es muy distinta. Depende, por supuesto, de la distribución de entrada que se haya escogido, pero a poco que se ahonda en los conocimientos se encuentra uno con un galimatías de palabras como entorno, gestor de ventanas, gtk, qt… Sin entrar demasiado a fondo en el tema, se podría decir que el entorno de escritorio es la interfaz gráfica que nos hace más fácil interactuar con el ordenador.

Cada entorno se compone de sus propias aplicaciones, iconos, gestores de ventanas, barras de tareas, widgets, etc. Muchas de estas cosas son intercambiables entre entornos, con lo que las posibilidades de configuración son enormes, pero en el artículo nos vamos a ceñir al conjunto predeterminado de cada uno de ellos.

Gnome, del uso masivo al rechazo
Vamos a empezar con el que siempre fue mi favorito: Gnome. Este entorno, creado por Miguel de Icaza y Federico Mena en el verano de 1997, nació como alternativa a otro ya existente, KDE, que empleaba unas librerías de software propietario por aquel entonces (Qt, de Nokia). Rápidamente se hizo muy popular y fue mejorando versión a versión, hasta alcanzar la plena madurez con la serie 2.20, lanzada en Septiembre de 2007. Gnome era ya entonces un escritorio muy eficaz y sencillo a la vez, no exento de opciones de configuración, todo ello apreciado por la mayoría de usuarios, lo que lo acabó convirtiendo en entorno predeterminado para las distribuciones más populares, caso de Ubuntu, Fedora y Debian.

Y justo cuando se encontraba en la cresta de la ola, los desarrolladores decidieron que era el momento de adecuarse a las nuevas tecnologías y cambiaron completamente el paradigma para la versión 3 de su escritorio. Gnome pasó a ser un entorno centrado en las aplicaciones para dejar de lado el resto de aspectos, en especial la configuración personalizada, con lo que ofrecía un “look” espartano y la necesidad de recurrir a extensiones para poder parecerse un poco a lo que era antes. Muchos, muchísimos usuarios huyeron despavoridos, algunas distribuciones crearon sus propios entornos (Unity en Ubuntu, Cinnamon en Linux Mint) y hasta Debian se planteó dejar de incluirlo como opción predeterminada.

Gnome en Fedora

En mi opinión todos los cambios conllevan un esfuerzo de adaptación, esto es incuestionable. Gnome 3 no es mal entorno, pero aún le faltan algunos retoques para mi gusto. Algunas opciones de configuración más, como permitir el cambio en el aspecto de la barra de tareas y conseguir que las actualizaciones no rompan la compatibilidad de las extensiones sería primordial. Lo he probado en Debian y Arch Linux y, si bien he llegado a acostumbrarme a la nueva forma de trabajar, sin minimizar ventanas, algunos problemas de estabilidad con mi gráfica hicieron que, por el momento, lo dejase a un lado. Pero he de reconocer que está progresando. Y si escucharan un poco más a los usuarios, probablemente progresarían más.

Gnome 2 en Zorin

KDE, la opción más completa
Quizás el entorno tradicional más antiguo aún en uso, KDE es la contrapartida actual a Gnome, con quien desde el “albor de los tiempos” linuxeros mantiene una batalla por la supremacía. De origen alemán, Matthias Ettrich comienza su desarrollo en el otoño de 1996. Probablemente por su atadura a las librerías qt, que durante mucho tiempo tuvieron partes que no cumplían con los estándares de la FSF, KDE no alcanzó la popularidad de Gnome en cuanto a ser incluido como predeterminado en las distros punteras. Igualmente, el cambio del estable y conocido KDE 3.10 a KDE 4 resultó, como ahora con Gnome, en una sarta de críticas y desbandada de usuarios.

El motivo, sin embargo, no era la poca usabilidad o productividad del entonces nuevo entorno, más bien la gran cantidad de errores (“¿quién no ha recibido un plasma crashes signal 11?”) que provocaba. Con el paso de las versiones la cosa fue mejorando hasta el punto en que se encuentra ahora, con la 4.9. lanzada el pasado mes de agosto. KDE, más que un entorno de escritorio, es una colección de software completa que proporciona una experiencia muy parecida en cada una de sus aplicaciones y que, además, es multiplataforma al proporcionar versiones para Linux, FreeBSD, Solaris, Windows y Mac.

Con distribuciones en las que es protagonista absoluto (Chakra) y otras en las que, por el buen trabajo de integración, se nota que es el preferido (openSUSE o Mageia) KDE ofrece en estos momentos el conjunto de aplicaciones-escritorio que me parece más completo y con un aspecto que se asemeja en parte al del sistema de Microsoft (una de las cosas que, no entiendo el motivo, siempre se le ha achacado en forma de crítica a este entorno). De igual forma es, por mucho, el más configurable de los escritorios. Lástima que algunos, como el que escribe estas líneas, cayeramos en su día enamorados de Gnome y sus sencillas aplicaciones…

KDE en Arch Linux

XFCE, el hermano pequeño se hizo mayor
El entorno de escritorio libre de colesterol, significado del acrónimo XFCE en inglés, siempre se tuvo por un sistema ligero, indicado para ordenadores más antiguos. Nació en 1996 de la mente y el teclado de Olivier Fourdan, pero no fue hasta 1999 cuando lo reescribió por entero y lo basó en gtk, las mismas librerías en que se basaba Gnome.

Contando con un equipo de desarrollo más limitado que Gnome o KDE, XFCE ha evolucionado, pero lo ha hecho bastante más despacio. En la actualidad va por la versión 4.10, justamente desde la que escribo, y ha ejercido de nuevo hogar para muchos refugiados de Gnome 3. Con las nuevas funciones que ha ido implementando con los años, en especial las que implican a su gestor de archivos Thunar, se ha convertido en un escritorio maduro, quizás no ya tan liviano, pero que ofrece un equilibrio entre consumo y prestaciones muy interesante.

XFCE en Arch Linux

Unity, o cómo tirar por la calle de en medio
Algo que ocurre con mucha frecuencia en Linux: cualquier cosa no nos gusta, o nos gustaba antes y ahora no, pues ya tenemos la coartada perfecta para cambiarla… o crear una nueva. Es lo que Canonical debió pensar cuando intuyeron que Gnome 3 no iba a ser lo que se esperaba, la evolución natural de Gnome 2, sino algo completamente diferente. Y como no les gustó, supongo, decidieron crear su propia interfaz, orientada al uso en distintas plataformas: Unity.

En mi opinión, Unity no es tan diferente de Gnome 3, se aferra a un modelo parecido con algunas modificaciones, siendo la más notable la barra lateral. Y, como señalaba del escritorio de la huella, uno se llega a acostumbrar a trabajar en Unity y a precisar aplicaciones de terceros para configurarlo. El problema que se me presenta es el mismo: la inestabilidad. Mis pruebas de Unity casi siempre arrojaron errores y cuelgues por todas partes, excepción hecha de la versión LTS, Ubuntu Precise, donde el entorno se comportó con más estabilidad y mejor desempeño.

Reconozco, más allá de filias y fobias, que Unity está mejorando y su uso en estos momentos no enerva tanto como en las primeras versiones. La integración de la barra lateral, el HUD y la barra superior es una opción interesante. Aun así, tema Amazon aparte, Unity no es en absoluto mi entorno preferido.

Unity en Ubuntu 12.04

LXDE, el entorno más liviano
Si pusiéramos el límite entre lo que sería usar únicamente un gestor de ventanas y un entorno completo de escritorio, LXDE sería la frontera. De origen taiwanés, escrito en C y usando librerías gtk, se trata de la mejor opción para equipos muy modestos, ocupando el lugar que en su momento ostentaba XFCE. Lo he usado poco y he sacado dos conclusiones: es, en efecto, muy rápido y ligero. Y se me queda corto, sobre todo en cuanto al aspecto, si bien se puede configurar con herramientas como la popular LXAppearance.

LXDE en Peppermint Os 3


E17, la beta interminable
Enlightenment lleva tanto tiempo desarrollando su versión 17 que todo el mundo lo conoce por ese nombre, E17. Desde diciembre de 2000 (12 añitos, nada menos) se encuentra en estado beta el entorno de escritorio basado en las librerías EFL. Sin embargo, todo tiene un principio y un final, y mañana mismo, si los Mayas estaban equivocados, verá la luz la versión definitiva que han tenido a bien en llamar Omega.

Se trata de un gestor de ventanas que ha evolucionado a entorno completo, muy liviano y a la vez muy bonito, diferente. Su configuración es un reto, pues no maneja los mismos conceptos conocidos de barra de tareas, plasmoides y demás, es algo totalmente distinto. Lo he probado en Bodhi y Snowlinux, con resultados dispares. Lo peor, los errores que “matan” el escritorio y me devuelven a la pantalla de login de cuando en cuando. Lo mejor, el aspecto y las posibilidades de configuración.

E17 en Bodhi

Cinnamon, lo que se esperaba de Gnome 3
Otro ejemplo de lo que comentaba sobre Unity. El equipo de Linux Mint decidió que ni ésta ni Gnome 3 encajaban en su distribución y había que crear otra cosa, dando pie a la aparición de Cinnamon, al que muchos han calificado como el heredero natural de Gnome 2, o lo que dicho escritorio debería haber sido de no haber mediado el brutal cambio de enfoque del equipo de desarrolladores.

Estoy de acuerdo con dicha afirmación pero, a pesar de todo, Cinnamon no me termina de agradar. Lo veo un poco forzado, sobre todo en mi ordenador con AMD/ATI, y da la impresión de ser “algo” que se mueve encima de Gnome 3. Es solo una impresión, pues emplean distintos gestores de ventana e incluso distintos navegadores de archivo, pero no deja de parecerme eso, una variante algo forzada.

Cinnamon en Cinnarch

MATE, seguir donde lo dejaron otros
La mayoría de usuarios de Gnome 2, una vez se supo del cambio tan drástico en el escritorio que supondría la nueva versión, optaron por el cambio. Un usuario de Arch Linux (Perberos), en cambio, optó por continuar el trabajo donde otros ya no querían seguir, renombrando el viejo Gnome 2 como MATE 1.

MATE va ya por su versión 1.4, alcanzando el punto en que no solo mantiene la apariencia y funcionalidad del entorno en que se basa, sino que ha comenzado ya a solucionar problemas que presentaba Gnome 2, es decir, ha empezado a evolucionar. En un principio me mostraba escéptico y pensaba que podría seguir el camino de Trinity, el fork de KDE 3, es decir, quedar relegado al ostracismo. Pero no ha sido así, sobre todo gracias al apoyo del equipo de Linux Mint, que mantiene a MATE como un escritorio de referencia en sus distribuciones.

MATE en Linux Mint 14

Sé que me dejo muchas cosas en el tintero, pero tampoco pretendo con esta reseña sentar cátedra sobre el mundo de los entornos de escritorio. Mi intención no va más allá de orientar un poco al usuario novel y dar mi opinión. He obviado, por eso y por no ser realmente “entornos”, los gestores de ventanas como Openbox.

Y, después de este tocho, ¿con cuál me quedo? Es una pregunta complicada, fui mucho tiempo usuario de Gnome 2 y, tras su desaparición, lo cierto es que me sentía perdido. Usé KDE también durante varios meses, pero estaba tan acostumbrado a Gnome y sus aplicaciones que no me hallaba completamente a gusto. Los entornos en los que obtengo mejores resultados y  donde mejor me muevo son, actualmente, XFCE y MATE.

XFCE en Arch Linux

La balanza se inclina ligeramente en favor de XFCE, debido sobre todo a que en MATE sigo encontrando problemillas derivados del hecho de que las aplicaciones más antiguas siguen tratando de interactuar con Gnome 2, y al haber cambiado muchos servicios de nombre se producen errores. Es algo que se va corrigiendo poco a poco, por eso sigo muy de cerca el desarrollo de MATE, aunque a veces me pregunto si merece la pena continuar por ese camino. En cualquier caso, XFCE se va adaptando a mí y viceversa, y en esas estamos el uno y el otro…

Nada más, espero vuestras opiniones y preferencias y aprovecho para desearos a todos una Feliz Navidad y un Próspero Año 2013.

Si te gustó, compártelo
  • El cambio a GNOME 3 no fue tan drástico en mi caso, me acostumbré rápidamente, pero los problemas vinieron con mi nuevo PC y mi "querida" AMD Radeon, lo que me obligó a contemplar otras alternativas.

    XFCE por su parte, es un entorno de escritorio que me encanta, muy personalizable y con un rendimiento más que bueno, por ello ha sido mi entorno principal durante varios meses.

    El que llevo usando un par de meses es KDE, y la verdad es que pese a que nunca me ha gustado, después de usarlo tanto tiempo le he "cogido cariño" por lo potente y funcional que es. Como bien dices, el más completo de todos sin lugar a dudas.

    Mate también me gusta bastante, como fiel usuario de GNOME 2 que fui en su día. No obstante, cada vez que lo uso me da la sensación de haber viajado en una máquina del tiempo 7 años atrás.

    En cuanto a los otros, LXDE me gusta, pero no me convence su extrema sencillez. Más de los mismo puedo decir de E17, que pese a llevar tantos años de desarrollo, me da la impresión de inacabado.

    Dicho esto y perdona por el tocho, felices fiestas para ti y para todos los lectores de este blog 😉

  • A raíz de la llegada de Gnome 3, bendita la hora en que me refugié en XFCE gracias a Manjaro, jamás unas distro a dado un XFCE como el que Manjaro ofrece….

    Y ahora la tema….. yo siempre he sido Gnomero, y ahora XFCEero, y por fuerza mayor KDEero, pero dentro de mis hondas entrañas late Gnome.

    Gnome me une a SolusOS y viceversa, XFCE a Manjaro y KDE a Pardus, así que me veo en la obligación de usar los 3… y ya no quiero más!!!

    Por cierto, soberbia entrada, como siempre.. y….. feliz fin del mundo 😉

    PD: Me mata el puto captcha ¬_¬

  • http://www.youtube.com/watch?v=CP1thwtnKtk

    Santa, santa, Sentiiiiiir temooooooor lealtaaad ante el poder de santa. Arrodiiiiillenseee ooooo los puede aplastar.
    Santa, santa, Sentiiiiiir temooooooor lealtaaad ante el poder de santa. Arrodiiiiillenseee ooooo los puede aplastar.

    En escritorios el mas completo, bonito, es KDE sin dudar.
    Aunque me gusto gnome y cinnamon por instalar lmde :D.

    • reisilver

      ummmmm gnome , creo que quisiste decir mate xd, mate es el fork de el gnome de toda la vida que fue y ya no es , pero aún así mate de a pocos llegará a ocupar ese hueco que dejo el gnome tradicional sólo hay que tener paciencia .

    • Jejejeje.
      También instale debian, pero con gnome shell 3 y me pareció bonito, después de un tiempo es inservible.

      Sobre mate, no me gusto.

      En primer e indiscutible: KDE.

  • Gnome 2x fue lo mejor, XFCE y MATE los veo como un entorno reprimido, sin mucho futuro, a menos que XFCE sea portado a GTK3.
    Actualmente escribo desde Windows 8 y la verdad es el S.O mas fluido que he probado, su interfaz metro se parece mucho a Gnome Shell en su forma de interactuar con ella, KDE por su parte da la sensación que hace de todo pero al final no lo hace bien, en un compu modesto se siente un poco "pesado" y tantas opciones marean un poco.
    Por su parte cinnamon es cierto que no es mas que un mod de Gnome Shell por lo tanto contiene los mismos problemas que este, sobre todo con las gráficas.
    Unity por su parte es un poco inestable, y se vuelve desesperante su usabilidad con los botones y el menú en el panel, a veces no se a cual ventana pertenece dichos botones o menú y cierro la que no es.
    El entorno perfecto sería uno que hiciera uso de las librerías GTK3 con una apariencia y usabilidad idéntica a Gnome 2x, creo que XFCE tiene esa meta pero no se cuando lo hará.

    • El que está más cerca de lo que dices sería SolusOS 2, cuando salga seguro será del agrado de los Gnomeros

    • reisilver

      a mí lo que me marea es windows 8, la verdad aquí en el servicio técnico donde trabajo lo instale sólo cuatro veces de las cuales dos eran por prácticar y las otras dos a los clientes que lo solicitaron , que al final uno de ellos pidio que se le instalara el 7 en fin , me parece que es mas la percepción que el usuario espera y quiere de una aplicación , en este caso de la interfaz gráfica del entorno de escritorio como todo aplicación tiene su tiempo de maduración y desarrollo , en lo personal pienso que hay trabajo por hacer , en lo que se refiere a gnome shell y unity aún tienen que pulirse más , en cuanto a xfce escuche que planean dejar de usar gtk2 y migrar ya a gtk3 aunque no sé si esto es cierto , mate no lo use mucho pero cinnamon me parece genial es uno de los entornos que mas uso pero le falta una herramienta para lograr mayor dominio del entorno algo así como la herramienta de kde para personalizar el aspecto de la interfaz pero bueno sólo queda esperar lo que pase este Año 2013, será un gran Año para los entornos gnu linux.Saludos.

  • Anónimo

    Entiendo la mala experiencia sobre E17 sobre todo al utilizar Snowlinux, pero mucho me temo que esta distro no es lo mas recomendable digamos para utilizar E17, quizas tampoco lo sea demasiado Bodhi. De quedarme con alguna me quedaria con Arch 🙂

    • reisilver

      yo probe snowlinux con mate y me fue bien , creo que cuando un equipo es reducido o sea no tiene un numero grande de colaboradores no debería darse el lujo de dar soporte a tantos entornos de escritorio , sería mejor aprovechar el recurso humano en una sola cosa como por ejemplo darle soporte a un entorno en específico por ejemplo mate , el mejor ejemplo es chakra como proyecto trata de maximizar sus escazos recursos de la mejor manera posible centrandose en este caso en kde, pero bueno yo no soy quien para decirle a un grupo o equipo de desarrolladores como deben hacer su trabajo o pasatiempo , simplemente me limito a dar mi opinión xd, saludos .

  • Ika

    Para mi el nº 1 es KDE. Que es algo pesado?… Será por los efectos y la multitud de personalizaciones… Pero precisamente esto me encanta!
    Me gustaría que lo utilizara em mi Windows (aunque Win 7 no es nada malo o feo; el que no me gustó es el XP). Dice que tiene soporte para Windows; bueno… como se puede instalar?
    No sé por qué se dice que es parecido a Windows; a mi no me parece. Tal vez por su menú?… No lo sé… Tampoco me parece tan parecido al de Windows. Por cierto, yo utilizo el menú clasico, el cual, en mi opinion, es mas intuitivo y facil de usar.

    Hace un par de años, cuando empezaba yo tantear el mundo Linux, Gnome 2 era una fuerza – LA fuerza – dominante. Pero… a mi no me gustó!
    Mucho mas me atrajo Xfce; a mi parecer es mas personalizable. En la lista de preferencias se está peleando con E17. No sé como ordrnarlos en las dos siguientes plazas… 😀

    Muy interesante sería si pudieras comentar también sobre los gestores de ventanas – Openbox, Afterstep, iceWM, Windowmaker etc… Creo que tendrias que hacerlo en dos capitulos ya que superan en numero a los entornos de escritorio. 🙂

  • Ika

    Acabo de descubrirlo:

    http://xfce-look.org/

    Seguramente conoceis este site, ya que sois mas viejos que yo, pero lo he postado por si acaso… 😀

    • reisilver

      yo cuando veo a windows 7 , mi mente piensa KDE 4.X. son bastante parecidos en el aspecto del escritorio pero no en las funcionalidades, ambos son usables e intuitivos , para gustos y colores hay de todo y para todos , de xfce lo use en LMDE y Manjaro , un entorno rápido y configurable , pero necesitaba algo más ligero y encontre trisquel lxde que es justo lo que necesito para mi hp pavillion ze5700 de 512 megas de ram y disco duro de 60 gb , es cuestión de buscar y encontrar algo que se ajuste a las necesidades de uno y también a los gustos de uno.

      REcuerdo un artículo que vi , en el cual un usuario de xfce dejo su distro con el aspecto de windows 7 , los iconos y demás cosas las descargo de http://xfce-look.org/. Saludos .

  • Al comienzo del 2012 inicié mis "coqueteos" con Linux, primero en Live, luego en dualidad y por último como único S.O. en mi laptop; y ¿saben que me hizo decidirme?: El escritorio KDE.
    Con KDE presumo y atraigo nuevos usuarios y logro divorciarlos de W$, los otros escritorios los probé pero como KDE solo KDE.

    • reisilver

      me gusta KDE , pero no le puedo ser fiel , le soy bien infiel , un día cinnamon , otro día lxde y hasta el gnome shell y unity , saludos xd.

  • Grandísima entrada, Shadow. Gracias.

    Hecho de menos Gnome2 aunque MATE hace que poco a poco me vaya olvidando. Ojala Mint siga apoyando su desarrollo. Si no…Xfce.

    Saludos.

    • reisilver

      pienso lo mismo ojalá mate siga su desarrollo supere a gnome 2.x , me refiero en lo que respecta a depuración de errores , bugs y accesibilidad, que siga adelante.

  • Maya

    Ya te dije antes que los mayas nunca hemos dicho que se acaba el mundo solo el baktún cuenta larga de 144000 días.

    Y no hay porque elegir un solo entorno. Depende del equipo y el uso que se le quera dar. Para un equipo principal y reciente de hogar KDE es una delicia. Para una Pentium3 LXDE o E17 son excelentes. Para un Pentium2 Openbox. Para un equipo de oficina de larga vida y bajo costo CentOS (GNOME2) o XFCE son buena opción.

  • Ika

    Ya que no fue el fin del mundo, salió el Enlightenment 0.17.0.
    a ver lo que nos trae la version definitiva.

    Y aproposito del calendario: la actual fecha x.x.2012 tiene un error de 4 a 7 años

    "El papa Juan I encargó a Dionisio el establecimiento del año de nacimiento de Jesucristo como año primero de la era cristiana. Desgraciadamente, Dionisio se equivocó en el cálculo, entre cuatro y siete años1 al datar el reinado de Herodes I el Grande, deduciendo que Jesús nació el año 753 a.u.c. (Ab urbe condita o fecha de fundación de Roma), cuando debió ser el 748 a.u.c."

    Para quie esté interesado, más sobre el tema aquí:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Anno_Domini

    Ahora bien: no sé si si esto va a más o a menos, es decir si al calendario maya aún le falta estos 4-7 anños para cumplirse, o ya se cumplió esta fecha hace 4-7 años… 😀

  • Maya

    Los mayas hacemos bien los calendarios y el nuestro no tiene errores. De hecho es mucho más preciso que todos los europeos.

  • Excelente información como siempre y para comenzar el año.
    Quería comentarte que, buscando una distro KDE para dejar en mi notebook; una persona que trabaja mucho con informática me dijo que no buscara más por Kubuntu, Mint, OpenSuse, Chakra, Mageia, Sabanyon, etc… que instalara Netrunner (http://www.netrunner-os.com/) pues es el as bajo la manga de BlueSystems, y que han contratado programadores para dedicarle tiempo completo a pulirla.
    Busqué info por san google y parece que tiene mucha razón este muchacho; así que me bajé la 12.12 de x64 la instalé y he quedado maravillado de lo estable y rápida que funciona, con bajo consumo de recursos, reconoce todo el hardware, e instala solo las aplicaciones necesarias, (LibreOffice, Gimp, Wine, Skype, VLC, por nombrar unas) el resto se lo colocas a tu necesidad, además de una estética muy pulida.
    Vale la pena que la pruebes y como siempre nos hagas ver tus comentarios muy sensatos.
    Un Abrazo Mágico.

    • Gracias por la sugerencia, aprovecho para comunicaros, si es que hacía falta, que estos días de Navidad me estoy tomando un muy necesitado descanso del blog, en unos días volveremos a la actividad habitual. Saludos.

  • Ahora que recapitulo, yo no era un usuario muy exigente de Linux, pues con gnome 2 hacía mis cosas prácticas.
    En esos tiempos no definía muy bien mis gustos, y cuando instalé Gnome 3 pensé que era lo máximo, y después traté de huir y conocí a KDE, y luego a XFCE, volví a gnome 2 con Debian.
    Y curiosamente ya me quedé con Gnome 3, curioso, no?

  • Probé el Gnome anterior a Unity en Ubuntú (que fue la distro con la que hace pocos años empecé a introducirme en esto, por mis interminables peleas con Windows), y me acostumbré. Pero luego Unity me espantó y fue cuando conocí MATE con Linux Mint 13. Para alguien venido de Windows y acostumbrado a trabajar con la barra inferior, me vino perfecto, junto con lo rápido que se me cargaba todo…
    Pero hoy el que uso es Xfce en Ubuntu Studio 12.10, y lo he personalizado de forma que tengo la barra abajo, y una oculta donde poner los iconos de acceso rápido de juegos (tantos libres como algunos de windows que he conseguido instalar aquí) y, la verdad, éste es el que más me gusta por ahora. Ofrece muchas opciones para cambiar los iconos, grosor y filas de las barras…me viene perfecto.

    Y ahora es donde trabajo en Linux.

  • yo creo y siento a gnome3 como el mejor entorno, tanto que no puedo usar los otros,me resultan tan incompletos y me duele que se no se le de oportunidad, aunque reconozco que le falta pulir.mi humilde opinión es que gnome3 esta muy por encima del resto

  • Anónimo

    Se supone que en un principio Gnome fue creado por usuarios que manejaban software libre. Eran fanaticos de ello, al ser creado windows 95 los hackers fueron uniendo sus ideas hasta llegar a crear Gnome. Pineso que Gnome es un escritorio eficiente y que utiliza poco espacio en el disco duro, además es muy útil debido a su simbología e iconos.