Twitter mató a la estrella de los blogs

Twitter mató a la estrella de los blogs

Redes libres

¿O fue Facebook? La cuestión es que los blogs en general, y los linuxeros en particular, no son ni mucho menos lo que eran. A ver si averiguamos por qué.

The Buggles fueron una banda británica de los setenta de las que podrían ser consideradas, sin miedo a equivocación alguna, una one hit band, es decir, un grupo con un sólo éxito. En su única canción estelar relataban su convencimiento de que se iniciaba una nueva era en la música. Una en la que las ondas de radio iban a perder su protagonismo en beneficio de la televisión, la imagen y los vídeos musicales. Aun hoy en día no está muy claro si acertaron o no, porque las emisoras de esa materia continúan siendo un referente a nivel mundial a la hora de informarse o escuchar nuevos temas.

¿Están los blogs en decadencia?

Tomo prestado el título de su canción icónica para preguntarme qué está pasando con los blogs. Tras retirarme algo menos de un año de la vorágine de estar siempre en perpetua conexión con la actualidad, de Linux en mi caso, a la vuelta me encuentro con un panorama desolador. Y no me refiero a mi web en particular, porque los cambios de dirección y los vaivenes en la temática siempre pasan factura a las visitas, esto es comprensible. El caso es que percibo muchísima menos actividad que cuando empecé a escribir, allá por 2011, una época en la que Linux se encontraba en alza y llovían las búsquedas de información en Google sobre este sistema operativo.

Desde entonces, muchos blogs se han quedado por el camino y otros tantos dormitan o se mantienen sin apenas novedades. Parecen caminantes en The Walking Dead, resistiéndose a morir. También los hay que parecen continuar en la brecha, pero por el número y la calidad de los comentarios que reciben se aprecia que no, que las cosas no son lo que solían ser tampoco para ellos. Y esto, ¿por qué?

De la tiranía de las redes sociales…

En los ratos en que me he dedicado a reflexionar sobre el asunto me ha parecido llegar a un par de conclusiones, que no sé si son del todo válidas, para tratar de explicar el fenómeno. De ahí nace el artículo que estáis leyendo, de la necesidad de contrastar esta idea con otras personas. Que ya sé que serán pocas, porque eso precisamente estamos tratando aquí.

La primera es que las redes sociales, Twitter en especial, han hecho mucho daño a los blogs. Poco a poco han ido minando la capacidad de atención de todos nosotros hasta el punto de que un artículo largo se hace tedioso y poco recomendable al gusto de la mayoría. Se lleva lo directo, lo fugaz. Los 140 caracteres, desde hace unos meses el doble, parecen el tope máximo que nuestra mente es capaz de procesar de una tacada. Es lo que hay en la nueva sociedad de la inmediatez. Un texto largo, con razonamientos y que se regodea en el uso de las palabras – que es lo que a mí me gusta hacer, para qué nos vamos a engañar – no resulta tan atractivo a día de hoy como lo podía ser siete años atrás.

Twitter también se está cargando los blogs
Más de un tuitero estrella tiene que ser millonario a estas alturas

… a la de los teléfonos móviles

El otro desencadenante creo que tiene que ver con el triunfo de los móviles y los dispositivos inteligentes. Que si por algo lo son es a costa de hacernos a nosotros más tontos. El uso de los smartphones para todo tipo de tareas se ha disparado de un tiempo a esta parte. Ni que decir tiene que interactuar con las dichosas redes sociales es la principal de ellas. Si esto también ha afectado al interés general por los ordenadores, ya no digamos por Linux.

Y es que, mal que nos pese, nuestro sistema operativo lo usamos cuatro gatos. A nivel de escritorio, claro, porque en servidores es otro cantar. Seguimos siendo una pequeña comunidad entre una inmensidad de gente que prefiere Windows. Siendo justos, ya en la época dorada de los blogs linuxeros el flujo de información que generábamos suponía una minúscula gota en el océano de Internet. Era frecuente encontrar los mismos usuarios comentando en todos los blogs. Una especie de microcosmos retroalimentado, que a mí me encantaba, ojo.

Los móviles también han influido en la decadencia de los blogs
Los zombis no están solo en el cine y la televisión

Un dilema sin solución

La realidad actual del problema se me antoja, pues, multifactorial. Tenemos por un lado el uso masivo de los teléfonos para quehaceres que antes estaban reservados en exclusiva a los ordenadores. Luego está la gratuidad actual de Windows y su mejoría como sistema. Y, para colmo, las puñeteras redes sociales, que son auténticas devoradoras de tiempo libre… Así llegamos a lo que tenemos. Los blogs se han quedado como un nicho muy reducido de búsqueda de información para temas concretos. Y entre dichos temas, Linux está muy lejos de ser de los primeros de la lista en visitas.

¿Soluciones? Ni las tengo ni en verdad creo que sea necesario buscarlas. Los tiempos siguen cambiando, como no puede ser de otra manera, y toca adaptarse a la nueva situación. A mí me gusta escribir y por eso he vuelto a hacerlo. Tampoco voy a ser hipócrita: a todo el mundo le motiva que lo lean, cuanta más gente mejor. Eso ayuda a generar debate en forma de comentarios, lo cual es valioso para mí.  Garantiza, además, el poder intercambiar pareceres con gente con la que compartes gustos y guardas cierta afinidad. En ese sentido sí echo de menos la pequeña comunidad linuxera que se había formado en torno a este blog, aunque todavía queda algún incombustible que me aguanta aunque apenas escriba sobre el sistema operativo en sí.

Adaptarse o morir

No queda otra. Pero no, por mucho que lo intente, que no lo voy a hacer, a mí no me sale ser un tuitero. Que este término lo haya aceptado ya hasta la RAE da una clara idea de en qué punto nos encontramos. Y, aunque tenga cuenta, solo la uso para informarme sobre lo que me interesa. Anda, mientras lo escribo me estoy percatando de que igual soy parte del problema.

De todos modos, yo prefiero seguir siendo un bloguero. Me lean más o me lean menos. A los que quedáis por aquí os pregunto: ¿ando muy desencaminado? ¿Creéis que las expuestas son las principales razones que nos han llevado a la situación actual? ¿No existe tal situación? Comentarios, por favor, que me dan la vida. A mí y a cualquiera de los que resisten en la brecha. Porque puede que caminemos hacia un mundo sin blogs, pero todavía quedan varios que no se resignan a ello. En Planetlibre todavía tenéis unos cuantos, afortunadamente.

Redes libres

42 comentarios en “Twitter mató a la estrella de los blogs

  1. Te veo en horas bajas… no te lo pienses tanto: Si te apetece escribir, escribe. No hay mejor motivo que este. Uno no sólo escribe para que lo lean, escribe para sí mismo. Si no te compensa por otras razones te habrás alejado del motivo principal, el gusto de saber expresarse, una de las mayores proezas del ser humano.

    Una frase correcta, una palabra en el momento justo, en ese océano que describes, seguramente salvará a más de uno de un derráme cerebral de entre la marabunta. Y es que las bitácoras son parte de la infraestructura básica de la red, como también lo son las redes sociales y microblogging ahora y, lo tedioso, no es tanto por su longitud sino por el interés del lector. Y qué te apetece escribir, sobre tus intereses o sobre los de los demás.

    Con licencia de Pascal… Dos excesos: Admitir que sólo existe una manera de hacer las cosas, excluir todas las demás.

    Un saludo.

    • Bueno, reconozco que regresar y encontrarme con que la gran mayoría de blogs de esta temática están casi agonizando no ha sido agradable, precisamente. En cualquier caso, es el gusto por escribir lo que me ha traído de vuelta, más que Linux, así que aquí seguiremos mientras la motivación permanezca.

  2. Este es un tema que ya he tratado varias veces en mi blog, incluso en audios con mis compañeros de podcast.

    Los tiempos y traen nuevas formas de consumir contenido, no siempre de mejor calidad pero nuevas formas.

    Y no solo las redes sociales mataron a los blogs, también a los foros que cayeron primero.

    Yo sigo como puedo, o como me gusta, porque también me he ido adaptando hacia el audio y vídeo, pero ni por asomo mi blog es el que fue hace mucho por el simple hecho de que ya casi nadie demanda ese contenido.

    Un saludo desde la vieja guardia.

  3. Uff!! La verdad es una lástima que lleguemos a éste punto. Yo mismo si veo mi blog, las últimas 5 entradas son referidas a mi podcast, es decir que hace más de 2 meses (creo que un poco más incluso) no escribo un artículo per sé. Las razones son muchas, el tiempo, la inmediatez, la forma de explicarme. Si bien me encanta escribir, muchas veces no encuentro la motivación para hacerlo y eso no me gusta, pero también al irme para el lado del podcast me puedo expresar más explicativamente que escribiendo en el blog.

    También está la forma de seguimiento de los blogs, lo digo porque me pasa. Muchas veces estoy a full leyendo un blog y como no tengo forma de seguirlo, más allá que con el feed, a veces lo dejo muy de lado y hasta me olvido de que seguía a ese blog. En las redes sociales tenemos todo junto y podemos acceder al contenido con una extrema inmediatez.

    En fin, espero que tanto vos Enrique como los demás bloggers importantes sigan contribuyendo a la comunidad como puedan. Un saludo desde Argentina!!

    • Interesante. Ahora mismo no intuyo cómo el podcast, como audio, puede ser más… ¿quiso decir expresivo? que un texto sino es para ejecutar una charla más desenfadada y frugal, que también puede hacerse por escrito. Al menos un vídeo cuenta con la expresión no verbal como añadido.
      Y es que un texto siempre te permite pensar dos veces la idea que quieres trasladar al lector y una mayor profundidad del tema tratado. Además, el lector, puede prestar atención en silencio y releer tantas veces como sea necesario y sin los tiempos que marca la cadencia de la voz. Más rápido, pero menos “flamenco”. No todos nacieron con una suave voz de locutor de radio como Yoyo. Por supuesto el audio tiene su momento, mientras circulas en coche o concilias el sueño, como ejemplos. O simplemente porque te viene en gana. X-)

      Cuando los feeds cogen polvo sólo es síntoma de que estamos consumiendo más del tiempo del que disponemos. Pero todo esto solo es mi maldita opinión. 🙂

    • Yo espero lo mismo de ti, por supuesto, Natanael. Y os admiro a todos aquellos que os habéis sabido adaptar a los nuevos tiempos con la realización de podcasts. Es un formato en el que no creo que me sintiera cómodo, pues no todo el mundo sirve para eso. Saludos y a seguir ahí.

  4. Yo creo que la clave del asunto, esto es, de la decadencia, por llamar de alguna manera, de la blogesfera, es que todos aquellos que escribíamos en los años 2010 , 2011, 2012 y hacia delante, ya estamos más mayores; más responsabilidades, familia, trabajo, etcétera. Si nos fijamos bien no hay o casi no hay proyectos nuevos, sangre nueva, vamos.

    En cualquier caso, por lo menos eso pienso, quien hacemos esto como un hobby, que sea con un artículo al día o un artículo al mes, ahí seguiremos.

    Un saludo compañero

    • Es otra de las razones, probablemente. No me lo había planteado. Y es posible que el cambio en las costumbres que hemos mencionado haga muy complicado que las nuevas generaciones tomen el relevo. Hay muchas profesiones que desaparecieron con el tiempo. La de bloguero es una especie en extinción, me temo. Un saludo, compañero y gracias por seguir ahí.

  5. He llegado a un punto, bueno ya desde hace un tiempo largo, en que uso el blog casi únicamente para referenciar algún vídeo o podcast que haya publicado o documentar algún evento, para tener todo lo relacionado enlazado. Y bastantes de los blogs que sobreviven hacen más o menos lo mismo. Escribir textos largos es pesado para el que escribe y poco atractivo para el que lee, de ahí la tendencia a la baja, no creo que sea tanto por las redes sociales.

    La caída en la cantidad y calidad de comentarios ya empezó hace todavía más tiempo, incluso recuerdo una especie de “campaña” recomendando comentar en los blogs. Fracasó, por supuesto 😁

    Esto a la larga va a tener como consecuencia que pase el tiempo y cada vez haya menos lugares de referencia para hacer consultas por escrito, y ahí meto también a los foros, que tantas soluciones a problemas nos han facilitado (el último muy reciente, por cierto).

  6. Primero recuerdo que los chats como el IRC eran la caña, donde se preguntaba todo.
    Aparecieron los foros como extensión. Todo se preguntaba y solucionaba allí.
    Después fueron los blogs, más personales y a la vez más centrados.
    Con la llegada del móvil conectado en masa, las redes sociales lo coparon todo y no necesitas salir de ahí para enterarte de todo, como si un lector de rss fuera… Cualquier página, blog o foro vuelca su contenido en twitter, facebook, instagram….
    Y ahora toca los podcast pk se escuchan, pk puedes hacer otra cosa mientras te enteras o “aprendes” algo, porque son más cómodos que leer y enterarte en una pantalla de 5,5″…
    Evolución, no sé si para mejor o peor…..
    Lo que si tengo claro es que añoro mucho, muchísimo los foros y el IRC

    • Es justamente eso: la evolución. Yo añoro la época en que los blogs de Linux estaban llenos de comentarios y participación. Hoy día, tan sólo Muy Linux parece seguir siendo lo que solía. Gracias por pasarte por aquí. Un saludo.

      • Qué tal Enrique, me temo que ni siquiera Muy Linux es lo que solía ser, ahora apenas y sí publican una nota al día, cuando antes estaba poblado de varios nuevos posts en el mismo tiempo. Aún así, se agradece que sigan adelante compartiendo contenidos para nosotros, los de la vieja escuela.

        Un saludo desde Yucatán, México.

  7. La diferencia está en que somos mas viejos.
    Ni internet, ni la web ni siquiera gnu/linux son una novedad. Los jóvenes no tienen el mayor interés en leer mas allá de la tercera línea y además en la pantalla del móvil a partir de ahí es además incomodo.
    El vídeo, los youtubers son los bloggers de hoy. En mi opinión no es twitter quien mató los blogs. Al principio fue facebook, y para rematar el vídeo mató a la estrella del blog.
    Pero todavía quedamos los que usamos el ordenador, no somos muchos, pero yo prefiero poder leer con calma para conseguir una mejor comprensión de lo que me cuentan, o la información que me dan.

    • Me encanta haber llamado la atención sobre este tema y que tantos buenos blogueros de la vieja guardia deis vuestra opinión. Efectivamente, pasé por alto mencionar el fenómeno Youtube. Y tiene delito, cuando mi propio hijo sigue a muchos de estos youtubers y a ningún bloguero, aunque quizás es aún pequeño para eso. Yo soy como tú: los vídeos no me interesan tanto como la palabra escrita. Y sí, debemos ser pocos.

      Gracias por el comentario y la visita.

  8. El blog en general está en horas bajas, cuando es texto largo. Trata de poner pequeñas frases y alguna foto. Las redes sociales de alta frecuencia les ha ganado a las demás. Todo es un ciclo y volveremos a ver blogs extensos y lectores para ellos. Me pasa lo mismo con mis blogs.
    Lo que sí ha destrozado las redes no han sido los lectores ni los contenidos, han sido los comentarios que enriquecen el texto. Lo echo en falta. Uno escribe algo pero si no hay retroalimentación pierde mucho. Ego, falta de aprecio por el que escribe o los like Hunter destrozan los que había y enriquecía a un blog.

    • Totalmente de acuerdo con lo que expones. Yo mismo lo he señalado alguna vez, se echan de menos muchos comentaristas de los de antaño en este tipo de blogs. Aunque, mira por dónde, en este artículo me puedo dar por muy satisfecho con la cantidad y la calidad de los comentarios expuestos. Gracias por participar, un saludo.

  9. Cito:
    «El otro desencadenante creo que tiene que ver con el triunfo de los móviles y los dispositivos inteligentes. Que si por algo lo son es a costa de hacernos a nosotros más tontos.»

    Me atrevería a decir que inteligente es el que no tiene ese tipo de celular, yo todavía me apaño bien con un Nokia X2-01, sacad cuentas… Ah y también lo uso para llamar por teléfono a las empresas, clientes ¡hasta para eso sirve mi móvil! (*sarcasmo*)

    Ahora sí hablando en serio, recogiendo el primer comentario aquí publicado: los blog quedaron para uno plasmar sus propias experiencias, suerte de “diario personal tecnológico” (que vamos, todavía habrá quien lo utilice para contar sus propias vidas).

    Ah, y para echar más leña al fuego: cuando edito artículos en las Wikipedias me tienen estrictamente prohibido referenciar blogs (hasta viven pendientes de los cambios que hago) CUANDO, pienso yo, EN LOS BLOGS TECNOLÓGICOS ESTÁ LA RIQUEZA, LA PRÁCTICA que no encontraremos en las “página oficiales y confiables”. Así las cosas.

    • Admiro tu valentía. Y lo buenos que eran los Nokia de antaño, que también tuve alguno 🙂

      Es una pena lo que comentas de las Wikipedias. Entiendo que habrá blogs y blogs y de algunos no se fiarán, pero generalizar y darlos a todos como fuentes poco valiosas de información me parece un tremendo error. Gracias por pasarte, un saludo.

  10. Para mi es un agrado, que las hélices del helicóptero roten nuevamente a altas revoluciones en nuestro mundillo Linux, como usuario final del SO del Tux también he sido testigo del cambio de los blogs que el menos para mi son un referente no solo del contenido dedicado que demuestran, yo miro más allá y es que cada uno tiene la firma de su creador, basta con leerte, también a Linuxito por ejemplo, YoYo en sus mejores momentos de bloguero antes de la transición que bien ha hecho hacia el video y podcast, como usuario y lector asiduo digo presente a redacciones bien escritas y con contenido como las que te caracterizan, adaptarnos a los cambios es bueno y aunque no uses mucho twitter por lo limitado del espacio para tu inspiración, bien puede ser un puente hacia tu blog. ¡Mis saludos!

  11. Yo sigo disfrutando de un montón de blogs (sobre todo de linux), así que me alegra que vuelvas a la carga ;-).
    No hay nada como ver todos los RSS mientras te tomas un café.
    De todas las redes sociales, pienso que Twitter es la menos dañina a lo que a blogs se refiere, ya que muchos de los tweets acaban con el enlace que te dirige al articulo.

    Es cierto que los tiempos cambian y ahora parece que el contenido debe ser más corto, directo y visual, pero no veo el tema tan desolador (que casi me lo contagiáis…)
    Yo soy de la generación del IRC, pero ahora tenemos grupos de telegram con más de 2000 usuarios en el mundo linux.

    En definitiva, no hay que caer en la típica frase “cualquier tiempo pasado fue mejor” sino descubrir la mejor manera de adaptarse.

    • Se echaba en falta una opinión más positiva y optimista. Gracias por poner el contrapunto en este artículo. Es cierto que el único camino pasa por la adaptación y la reinvención, cada uno a su manera y en la cantidad que crea conveniente, eso desde luego. Un saludo.

  12. Tengo mucha experiencia en los blogs, todos los que he intentado han fracasado… tengo claro que la primer causa es mi incapacidad… pero también tengo muchos, muchos años siguiente a no pocos, el tuyo tiene poco que lo conozco, pero comparto la mayor parte de lo comentado en este tema y los diferentes comentarios, reitero el con “la mayor parte”…

    Donde si tengo experiencia en en los foros, el responder siempre que puedo es lo mío, y en el Foro Oficial de OpenOffice (donde también damos soporte a LibreOffice) con su altibajos, esta en buena salud, como administrador actual (y temporal) tengo claro que la comunidad es pequeña, siempre lo ha sido y esto siempre me ha parecido más un valor que una deficiencia, calidad, no cantidad, algo que noto en la mayoría de los Blogs Linueros y la gente que lo hace, solo vean la calidad de los comentarios en este tema, en donde espero, no desmerezca este.

    El argumento de la inmediatez, de que no se lee más de 140 caracteres, me parece similar al que se decía (cuando no había internet, si, me toco ese tiempo) de que los “jóvenes” no leían más que libros cortos, y eso, cuando leían… en este tiempo era parte de ese grupo de “jóvenes” y disfrutaba como ahora de perderme dentro de “Guerra y Paz”, que no es precisamente un librito, con esto, solo quiero decir que, al no ser nada especial, se que hay muchos como yo que siempre hemos y siempre disfrutaremos buenos textos independientemente de tu extensión.

    Si no hay sangre fresca, entonces, que la vieja guardia “muera blogueando”… como dicen mis amigos argentinos; “que copado” (en México diríamos “que padre”) sería que este tema y los comentarios vertidos en el sean el “pretexto” para un nuevo impulso…

    Un abrazo a todos desde tierras mexicanas

    • Tendemos a generalizar y al hacerlo cometemos injusticias. La tendencia parece ser la rapidez, la inmediatez y lo superficial. Pero eso no quita, como bien apuntas, que sigamos siendo muchos los que preferimos la tranquilidad y el sosiego en la lectura y en la escritura.

      Un abrazo también para ti desde España.

  13. Hola!

    Desde hace un tiempo, a veces me sorprendo que mis ojos no recorren el texto de lo que quiero leer de manera seguida y uniforme, si no que saltan de párrafo en párrafo dejándome texto por leer, me doy cuenta y “me tengo que obligar” a leer el texto por completo, de manera serena y pausada.

    Si esto le pasa a alguien que he leido no digo mucho, pero sí creo que bastante. Qué no pasará a las nuevas generaciones que han vivido la inmediatez y lo fugaz de una manera más cercana y vívida.
    No mantengo un blog por que sea exitoso, que no lo es, y sus escasas visitas lo atestiguan. Lo mantengo porque me gusta, encontré una afición que me mantenía entretenido, me permitía aprender cosas que me gustaban desde hace años, y me ha permitido descubrir muchas otras cosas!

    No sé si han muerto los blogs, no sé si morirán… de momento estamos aquí. Las redes sociales se nutren de contenidos, muchos de ellos generados en blogs…
    Todo ha cambiado y todo cambiará, a donde nos lleve lo contaremos… quizás algunos en nuestros pequeños blogs!

    Saludos Enrique!

    • “Desde hace un tiempo, a veces me sorprendo que mis ojos no recorren el texto de lo que quiero leer de manera seguida y uniforme, si no que saltan de párrafo en párrafo dejándome texto por leer, me doy cuenta y “me tengo que obligar” a leer el texto por completo, de manera serena y pausada.”

      La de veces que me ha pasado esto mismo. Ni te lo imaginas. Y me da mucha rabia que ocurra, pero parece que estamos programados para correr, qué pena, como nos influyen los tiempos que corren, valga la redundancia.

      Si te digo la verdad, soy mucho más optimista después de ver la cantidad de comentarios que ha generado este artículo. Creía que quedábamos menos… Es un alivio descubrir que no estamos tan mal como pensaba.

      Un placer, como siempre, Don Víctor.

    • Co lo del texto me pasa lo mismo y es como dices, sin darte cuenta con la vista vas pasando párrafos encontrando algo que te interese, y tienes que obligarte a leer.

      Alguien decía más arriba que hay que escribir textos cortos y adornarlos con imágenes. va a ser eso.

      Un saludo

  14. Enrique me da mucho gusto volver a leerlo. La edad no significa nada en esto de los blogs, soy un hombre viejo y paso todos los días leyendo blogs y probando distribuciones linux. El blog de Yoyo me encantaba y encanta cuando escribe y se levanta corroncha, no tengo humor para los monologos. En fin todo pasa de moda y puede que a algunos blogs les suceda pero los buenos los interesantes persisten y tienen audiencia como la sombra del helicoptero que por suerte regresó y otros mas que seguien haciendo revisiones y comentarios sobre las distribuciones linux y temas afines. No me queda más que decir estupendo regreso y persiste con tu blog que nos encanta.
    Un abrazo desde Costa Rica

  15. !Que tal Enrique!

    Es la primera vez que te escribo.
    Tienes razón, para bien o para mal los tiempos cambian. Sin embargo conforme vas creciendo siempre queda esa nostálgica parte dentro de ti que añora los viejos tiempos. El que todavía permanezcan buenos blogs como el tuyo y el de muchos otros aunque sea como aquellos “caminantes” como atinadamente los llamas son para muchos de nosotros como la buena sombra del árbol frondoso, donde se descansa, contemplas y te refugias aunque sea momentáneamente de la pesada, sofocante y no pocas veces asquerosa cultura de la inmediatez.

    Saludos desde Guadalajara, México.

    • Hola, Carlos. Aunque, como ves, el blog sigue en modo “caminante”, siempre es un placer recibir comentarios de lectores que, como yo, echan de menos épocas más tranquilas. En todos los aspectos, además. Cada vez cuesta más tomarse las cosas con calma, pero hemos de intentarlo por el bien de nuestra salud. Las prisas nunca fueron buenas.

      Saludos.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Enrique Bravo.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Clouding.io.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://lasombradelhelicoptero.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.