Y entonces llegó Debian

Y entonces llegó Debian

Redes libres

Estos son los artículos que más me gusta escribir: uno se pone a la caza y captura de una distribución Linux que se ajuste bien a su hardware. Parece sencillo, mas ni mucho menos lo es. Se trata de chocar unas cuantas veces contra muros de fallos y regresiones para terminar hallando una en la que, solo con tocar alguna cosita, se consigue el rendimiento deseado. Y sin fallos, mira tú qué bien. Sí, hoy vengo a hablaros de Debian Stretch.

Le dediqué un artículo raro, de los de pensar y reflexionar, poco antes de mi éxodo a las tierras de Redmond. Ha transcurrido más de un año desde entonces y he de reconocer que en mi retorno a Linux siento que tengo otras necesidades distintas a las que mantuve durante tantas idas y venidas de distribuciones. Empecé a darme cuenta en aquel momento, al escribir ese texto precisamente. Sin embargo, me vi incapaz entonces de quedarme quieto en un sistema, de manera que opté por aburrirme en Windows 10 y olvidarme temporalmente de Tux.

Aunque en estos momentos dispongo de menos tiempo que nunca, por andar todavía metido en la interminable búsqueda de un plaza fija en la administración pública para la cual trabajo precariamente desde hace casi 20 años, tuve que usar Linux por necesidad hace unas semanas y supe inmediatamente que quería volver al redil. Y, qué demonios, estos días de probaturas me han permitido descansar un poco de los libros y los apuntes.

El carrusel de distribuciones de siempre

Lo primero que se me vino a la mente fue la necesidad de estabilidad. Es lo lógico cuando no se dispone de mucho tiempo para andar arreglando errores o configurando cosas. Instalé Linux Mint 18.3 solo para descubrir que las nuevas versiones del kernel no se llevaban demasiado bien con mi adaptador de red inalámbrica. A continuación, Linux Mint 17.3 con Cinnamon… y acabé echando de menos el aspecto visual de Windows. Eso lo dice todo. En cuestiones linuxeras soy un tipo pro KDE. O pro Plasma, que se dice ahora.

Pero claro, no quería instalar la versión correspondiente tras conocer la noticia de que el equipo de Mint iba a dejar de desarrollarla. Así que me puse manos a la obra con distribuciones más afines a mi entorno preferido. Lo intenté con openSUSE Leap, con KDE Neon, con Chakra, con Kubuntu, con Netrunner y con Manjaro, esta última hasta en dos ocasiones.

Algo fallaba que no era capaz de arreglar en todas ellas. Prefiero no detallar qué fallaba en cada cual, creo que no estoy escribiendo esto para desmerecer a ninguna distribución. Si bien, es verdad que la segunda tentativa con Manjaro fue mejor, pero una actualización – la historia se repite – dio al traste con la experiencia al cargarse el servicio de impresión. No encontré la forma de que el equipo volviese a imprimir nada, ni reinstalando la impresora, ni los paquetes afectados, ni nada de nada. A tomar por saco.

Siempre me ha fascinado la gente que opina que da igual la distribución que se use, que al estar en Linux se puede esperar el mismo comportamiento en todas. Tremendo error, ya os digo. De todos los sistemas probados no hubo ninguno en que el puñetero Network Manager se comportase igual. En alguno lograba instalar el controlador, pero no parpadeaba el led. En otro se caía la conexión al rato o las soluciones que aplicaba hace un año ya no funcionaban ni con el kernel de soporte extendido. Un auténtico dislate que provoca una irreprimible sensación de querer salir corriendo.

Pero, aunque no me encuentro a disgusto ya en Windows, pues reconozco que ha mejorado una barbaridad como sistema desde los tiempos del XP, quería de veras recuperar mi experiencia de uso en Linux, mi privacidad y esas pequeñas cosas que hacen la vida más entretenida. Así que decidí dar una oportunidad a la estabilidad de Debian Stretch y resulta que acerté.

Screenshot_20180328_171637
Mi escritorio actual con Debian Stretch KDE

Casi todo funciona en Debian…

… y lo que no, lo he conseguido hacer funcionar yo. Instalé la versión con Plasma desde un entorno en vivo con controladores privativos incluidos. Lo primero a destacar es que logré compilar los controladores para el kernel 4.9 y éstos funcionaban a pleno rendimiento, led incluido. Me pareció un buen punto de partida, desde luego, dado que no lo había alcanzado nunca antes con un kernel que no fuese de la rama 4.4 o más antiguo. Fui añadiendo uno a uno mis programas favoritos y configurando el escritorio a mi gusto sin que apareciesen extraños errores con los que antes me había topado en otras distribuciones.

El lamentable Network Manager, del que estoy hasta los mismísimos, sí que fallaba al no conectar directamente al iniciar sesión. Pero a diferencia de otros sistemas, en Debian bastaba usar el sencillo truco de deshabilitar la dirección MAC aleatoria. No obstante, pasado un rato la conexión comenzaba a comportarse de un modo extraño, con latencias de novecientos y pico milisegundos que no se podían achacar a mi proveedor de Internet, pues con reiniciar el servicio NetworkManager se solucionaban.

Ahora bien, a las cuatro o cinco veces de tener que hacerlo, uno acaba harto. Que te den, Network Manager. Instalé Wicd, un gestor que, de nuevo, en otras distribuciones no era capaz de hacer funcionar bien. No recuerdo en cuál de las que probé sucedía, pero cuando intentaba deshabilitar Network Manager, éste volvía a habilitarse él solo al iniciar una nueva sesión. Como un fantasma que no te puedes quitar de encima.

En Debian, esto no ocurre. Si lo deshabilitas, deshabilitado queda. Wicd toma entonces el control y… asunto solucionado. No más latencias interminables y vuelta a la navegación fluida.

¿Y qué pasa con las versiones de los programas?

La queja más extendida acerca de la conveniencia de usar Debian estable es la de no poder disponer de versiones modernas de ciertos programas. Esto es una verdad a medias. Para empezar, no siempre lo nuevo es lo mejor, y especialmente en Linux, donde las regresiones están a la orden del día desde que Torvalds llevaba pañales. Sin embargo, hay veces en que los nuevos lanzamientos solucionan viejos errores y se hace imprescindible actualizar.

Uno de los consejos más acertados que leeréis o escucharéis sobre Debian es éste: no hagáis del sistema un FrankenDebian. Si estáis en la rama estable, quedaos en ella y no añadáis nada más allá de los backports. Salvo, claro esta, imperiosa necesidad. A mí me ha pasado con dos programas que utilizo habitualmente: qBittorrent y Calibre.

La versión de qBittorrent en los repositorios de Debian estable es la 3.3.7. Dicha versión, o más concretamente la de libtorrent-rasterbar9 que la acompaña, provoca un error muy molesto: el cierre automático del programa a los pocos minutos de estar funcionando. Como no hay solución posible que no sea actualizar el programa, tuve que tirar de un repositorio en openSUSE con los paquetes de qBittorrent compilados para Debian estable.

Con Calibre, más que error, me resultaba muy anticuada y fea la versión 2.75 de Stretch. Podría haber optado por hacer apt-pinning a Buster o Sid, pero me pareció mejor solución instalar la versión nueva desde la página de la propia aplicación Calibre, que permite hacer esto a golpe de terminal:

sudo -v && wget -nv -O- https://download.calibre-ebook.com/linux-installer.py | sudo python -c "import sys; main=lambda:sys.stderr.write('Download failed\n'); exec(sys.stdin.read()); main()"

De este modo evito habilitar repositorios de distintas ramas de Debian, aunque con el inconveniente de que debo ser yo quien actualice Calibre cuando se me antoje de forma manual.

Screenshot_20180328_171440
Así tengo configurados los repositorios en Debian

La impagable estabilidad de Debian

¿Qué tiene de malo la versión 5.8 LTS de Plasma? ¿Cuánto de novedoso la versión 5.12 disponible ahora mismo en KDE Neon, por poner un ejemplo de distribución puntera en cuanto al escritorio en cuestión? No me hacen falta versiones nuevas que introduzcan problemas, errores o regresiones. Lo que no está estropeado, por favor, no lo arreglen. Si hay una actualización, que sea de seguridad. Prefiero tener la certeza de que si enciendo la impresora, ésta hará su función todas y cada una de las veces que lo necesite.

Esto se cumple sobradamente en Debian Stretch. Por eso estoy feliz de haber llegado hasta aquí y encontrarme cómodo. Debe ser que me he quitado de encima, de una vez y ya era hora, la asquerosa versionitis que he padecido toda mi vida. Lo bueno de Linux, su gran ventaja sobre la competencia, es que hay un sistema o un escritorio para cada persona e incluso para distintos momentos en la vida de esa misma persona.

Para aquellos de vosotros que valoréis la estabilidad por encima de todo, por mucho que antaño hayáis sido archers o amantes de las rolling release, siempre quedará la rama estable de Debian. El sistema Linux más fiable que uno pueda encontrar.

Salud.

Redes libres

60 comentarios en “Y entonces llegó Debian”

  1. Ya me contarás, nadie se ha curado de versionitis nunca. Puede que ahora estés feliz con Debian pero también lo estabas con Windows hace poco.
    Es una enfermedad incurable.

  2. Por qué llamarlo versionitis a la búsqueda infinita de la distribución “perfecta” si le podéis llamar necesidad de aceptación o pertenencia a algo… la búsqueda de la propia identidad. X-D

    La humanidad está perdida en busca de algo en lo que centrarse. Leap, Ubuntu, Mint… todas ellas son estables y si la experiencia de uso es diferente es porque tanto Linux como los escritorios no se adaptan como un guante a los miles de configuraciones de hardware. Encontrar la que menos problemas te da no deja de ser algo temporal.

    😛

    • Es una manera curiosa de verlo. Tal vez lleves razón y todo sea un rollo psicológico para sentirse integrado. Aunque bien que me jodería andar con esas tonterías a los cuarenta y un años.

      No obstante, sería mucho más sencillo quedarse quieto en una distribución si no hubiera tanto fallo y tanta regresión.

      • No te fijes tanto en el rollo psicológico sino en el rollo de la humanidad y los tiempos que corren. Cambiamos el campo por las oficinas y Dios por la tecnología y si cabe, el honor y la moral por lo “sosial”. 😉

  3. ¿Que máquina usas?
    Por que no he tenido problemas con ningún sistema. Pero soy inquieto en tener un sistema estable y con paquetes actuales. Ahora uso Kubuntu 18.04 beta, me va muy bien, pero la estoy pensando cuando pasen los meses y empiece a ver los paquetes viejos. Y usar los repos de launchpad no me agrada.
    Pienso en usar Lmint o Fedora + Cinnamon.

      • Que raro de tu máquina, ya que he probado en muchas máquinas linux.
        Si hermano, uno se siente como niño en confitería con tanto sistemas linux a la mano. Aunque ya no pienso regresar a Arch y openSUSE (Por ahora). Pero Fedora, ya me turbo llama la atención. Solo por que no me gustó su KDE, lo cambié por Kubuntu, pero pienso usar Cinnamon o Mate. O ya de plano pasar a enlightenment u openbox.

  4. Buenas Enrique, primero que nada debo felicitarte por la eleccion de Debian, ante tu deseo de estabilidad, la verdad no hay mejor opcion que esa. Yo soy un amante de la estabilidad, fui usuario Debian por muchos años por esa mismo, buscaba establidad, pero como tu dices, no hay distro perfecta, todo depende del hardware que dispongas. Mi Debian funcionaba de maravillas, salvo un pequeño problemita con el sonido, nunca pude dar con el controlador correcto para poder sacarle el mejor provecho a mi tarjeta de sonido. ( seguramente fui yo y mi conocimiento un tanto limitado del mundo linuxero que no dieron con el clavo correcto para que mi pc sonara correctamente) Por lo tanto decidi llevarme en aquel entonces por una recomendación de un tal Enrique Bravo, y me mude a PCLinuxOS una distro no muy conocida pero que se adapta a la perfececcion a mi hardware y donde de dos años a esta parte todo me funciona de maravillas.
    Enrique, espero que este nuevo emprendimiento en la distro del espiral sea un paseo como quien pasea en un Mercedes Benz por una ruta hacia sus vacaciones … 100% confortable.

    • Gracias por los deseos, Darío. Por desgracia se está pareciendo más a un viaje en canoa descendiendo el río Sella. Ahora mismo ni siquiera puedo entrar al escritorio tras quedarme sin espacio en la partición raíz, intuyo que por culpa de Baloo o Akonadi.

      No sé muy bien qué hacer ahora. Ya os contaré por dónde sale la cosa.

  5. Yo soy un amante de la estabilidad, y de no tener que tocar un sistema durante varios años, quitando actualizaciones de aplicaciones, seguridad y demás. Pero ni mis conocimientos ni mi filosofía me permiten instalarme un Debian. Para mí… si no se puede hacer todo o prácticamente todo de manera gráfica… no vale, soy así, de hereje linuxero… XD. Y si además hay que compilar o hacer cosas “extrañas”… ya ni me lo planteo.

    Aún así… muy interesante el artículo y creo que correcta la elección. A ver si puedes solucionar esos problemas actuales, que parecías muy contento, y eso lo agradecemos todos 🙂

    Por cierto, a nivel hardware… Yo siempre he asumido, al meterme en Linux, que el soporte de hardware podría ser peor que en Windows. Al final la realidad es que en ocasiones sí, y en otras ocasiones a la inversa… El tema es que si veo que un dispositivo se pelea con Linux o no funciona… no le suelo dar muchas vueltas; lo cambio por algo que pueda funcionar mejor… y listo. Y de ahí mi pregunta, ¿no te compensaría cambiar ese adaptador de red wifi por otro con mejor soporte? Y te ahorras todos estos quebraderos de cabeza… Que no estamos hablando de un procesador o una placa, el coste es mucho menor…

    PD: me encantaría que ahondases más en el proceso de elección de esta distribución, con un análisis profundo sobre las bondades y defectos de cada distribución que probaste, ya que son versiones actuales de quizás las distros más interesantes con KDE Plasma. Un análisis comparativo, aunque sea a grosso modo. Estaría de 10 fiera 🙂

    • Pues ya es tarde, Nacho. No fui capaz de arreglar un fallo, supongo que en la indexación de archivos, que se comía toda mi partición raíz hasta el punto que era imposible entrar al escritorio. He vuelto a Manjaro. Total, el problema de la impresora también se me presentó en Debian, y ahora que sé como arreglarlo pues aquí estamos, por el momento.

      El proceso de elección de Debian se resume en que buscaba lo más estable posible. Pero me he encontrado problemas que antaño no solían afectar a esta distro. En un comentario en otro artículo me sugerían que, tal vez, la culpa era de Plasma. No tengo ni idea. Me apunto la sugerencia para un artículo sobre el estado actual de las distros con KDE.

      • Oye, y ya que estamos, ¿tienes idea de si alguna de esas distros que has probado últimamente con Plasma permite usar Dolphin como superusuario?? Porque mi problema de permisos con una partición de disco aparte me está matando una instalación en un portátil con KDE Neon. Algo que solucionaba antes en 2 segundos… ahora me tiene paralizado desde hace más de un día… Lo intenté solucionar modificando el fstab… pero no he sido capaz; de hecho se me ha colgado el sistema, no me arranca.

        Yo es que siempre instalo de la misma manera… Como no me gusta ni me parece del todo práctico hacer una partición de datos con el /home separado, y mezclar datos personales con archivos de configuración, siempre hago una partición totalmente aparte, bien sea en ext4 si solo se va a leer desde Linux, o bien NTFS si hay también un Windows y se quiere acceder desde ambos sistemas. Tanto si la creo después de la instalación… como en medio del proceso… me aparece con el root como propietario de la partición, lo cuál no me permite permisos de escritura.

        Antes cogía, abría el Dolphin con kdesudo, cambiaba el propietario de esa partición al usuario… y santas pascuas. Ahora… no se como hacer, se me escapa…

        • si lo que desea es automontar una particion u otra unidad si necesidad de superusuario:
          si el linux es fedora o debian
          como super usuario crear un nuevo archivo
          nano /etc/polkit-1/localauthority/50-local.d/10-mount-without-password.pkla
          dentro las siguientes lineas CAMBIAR a sergio por el usuario
          ———————————————
          [storage group mount override]
          Identity=unix-user:sergio
          Action=org.freedesktop.udisks2.filesystem-mount;org.freedesktop.udisks2.filesystem-mount-system
          ResultAny=yes
          ResultInactive=yes
          ResultActive=yes
          ———————————————–

          Si es opensuse o arch, si falla verificar que el usuario sea parte del grupo users
          como superusuario crear el archivo
          nano /etc/polkit-1/rules.d/10-udisks2.rules
          ———————————————
          polkit.addRule(function(action, subject) {
          if ((action.id == “org.freedesktop.udisks2.filesystem-mount-system” ||
          action.id == “org.freedesktop.udisks2.filesystem-mount”) &&
          subject.isInGroup(“users”)) {
          return polkit.Result.YES;
          }
          });
          ———————————————-

    • Nah, prefiero empezar a usar algo que sea un proyecto en firme, que pueda durar, que se preocupen por la distro.

      Ya arreglé el tema de permisos. Le he cambiado el propietario de permisos al directorio en cuestión por consola con el comando “chown”.

      Le estoy echando un pequeño vistazo a algunas distribuciones, comparándolas con KDE Neon, a ver si encuentro alguna que me chiste más.

      Probé Kubuntu 16.04 LTS y bueno, una vez actualizado no está mal… pero sí que se nota un poco dejado y cutrillo. Y el centro de software sigue siendo absolutamente penoso. No se le puede dar a nadie algo así.

      Probé Maui… y me pareció desastrosa en todos los sentidos. Muy cutre y mal hecha, muy sobresaturada, pierde parte de la esencia Plasma… no se, no me gustó nada.

      Ahora estoy intentándolo con KaOS, pero no se, por el momento no arranca la instalación XD, empezamos mal jaja

      • Yo ando en Manjaro KDE. Con el gafe que gasto últimamente no me atrevo a decirlo muy alto, pero la verdad es que es una distribución muy buena, sencilla de usar y donde cuidan mucho a Plasma desde hace ya unas cuantas versiones. No sé si la habrás probado.

        • He conseguido probar KaOS, pero no me convenció, me gusta un KDE más puro, es muy cutre en el arranque y cuando quise actualizar el sistema… dio error. Demasiadas complicaciones…

          A Manjaro me lo he dejado para el final, porque es la que mejor pinta me tenía… Pero mi gozo en un pozo, la instalación no va… Entra la iso, me sale el primer menú, escojo idioma y demás cosas, le doy para que empiece… y llega un momento en que se cuelga, como si la unidad óptica muriera y dejara de trabajar. Me pasó lo mismo con KaOS, pero en este caso lo solucioné grabando la iso a 4x.

          Como el error es similar… hice lo mismo con la iso de Manjaro, pero nada. Voy a grabarla por tercera vez… pero no confío mucho. No se qué carallo pasa. Comprobé que la iso fuera correcta con el sha1sum este… y ok. No se qué pasa

          • La iso te da la posibilidad de escoger entre controladores libres y propietarios desde el mismo menú de inicio (creo recordar, escribo de memoria). Prueba a ver si consigues encontrar la manera ajustando eso.

  6. Nada, este portátil no usa controladores privativos de gráfica. La última vez que grabé la ISO fue a 1x, y me arrancó la primera vez sin tocarle ningún parámetro. Después quise poner el idioma español y demás y volver a arrancarlo… y no hay manera. Volví a intentar con los parámetros que vienen por defecto… y nada.

    Volví a descargar la iso, volví a comprobarla… madre mía. ¿Pero como es posible que de tantos fallos una ISO? Ya me están dando ganas de mandar a Manjaro a tomar viento… y aún no la he podido ni catar… juder.

    Voy a volver a grabarla, ya por última vez. Si de esta no va… paso.

    El fallo es muy raro, es como si no fuera capaz de leer el disco o no le llegara la orden. Le doy a iniciar Manjaro… se va a negro… me aparece el texto de la versión 238…. y ahí se queda pensando… Cuando tiene que arrancar el dvd y empezar a funcionar… no va… Una vez pasan 30s… me dice algo así como que ha esperado ese tiempo y que no responde.

    Mí no entender…

    • Ha funcionado, estoy instalando. Pero a saber si podré volver a arrancar la ISO en otro equipo… Raro raro… ¿ISO de un solo uso? Isokleanex le tenían que llamar, no Isolinux, jajaja.

      Por cierto, ¿alguien sabe en qué se diferencian las 2 isos que KDE Neon te deja descargar? A una la llama “current” y a la otra le pone número de versión…

      Por cierto, Enrique, Colaboratorio está caído, ¿sabes algo? Quería revisar tus análisis últimos de estas distros… y la web no funciona, y en este caso aquí no los tienes, solo el enlace…

  7. No está nada mal esta distro, pero tiene ciertos fallos pequeños que me tocan los pies… A todas les falta algo leches…

    Cosas que no me gustan de Manjaro:

    -echo de menos una imagen con el logo o algo mientras esperas a que se cargue. Ya se que muchos lo prefieren así por si se dan fallos, pero estéticamente… apuf

    -tampoco me gusta que pase por el grub sí o sí. Mientras haya una tecla con la que acceder a él… yo lo prefiero oculto; para usuarios noveles se hace todo más simple y directo

    -Se lía un poco con las contraseñas, o algo raro pasó en la instalación, no lo tengo claro

    -No me gusta que venga con el “toque” del touchpad desactivado, para mí es muy incómodo. Y aunque lo cambies en las preferencias del sistema… en la pantalla de inicio de sesión no lo cambia. Además no permite desplazamiento vertical en el borde del touchpad. Bueno, la opción la tiene, pero no es capaz de aplicarla

    -Y para mí muy importante… ¿no se le puede meter ningún centro de software? Lo echo mucho en falta…, el gestor de paquetes para mí no es para lo mismo

    -Demasiadas aplicaciones para mi gusto; yo prefiero que vengan más livianos y luego meterle más si hace falta (tampoco tanto como KDE Neon, que por no traer… no trae ni calculadora)

    Por lo demás tiene muchas cosas que me gustan, otras me sobran, pero hay que reconocer que esta sí da la impresión de ser una distribución currada, donde se ha trabajado más allá de soltar un KDE virgen y cuatro aplicaciones. Creo que es candidata a que la pruebe yo para mí, pero no me parece lo suficientemente completa y pulida para instalarle a otros… Tendré que tirar de KDE Neon

    • “A todas les falta algo leches”.

      La verdad cuasi-absoluta del mundo Linux. Pero es lo que hay, y dentro de eso, Manjaro es de las mejores, al menos para mi gusto. El centro de software le falta, lo único disponible son gestores de paquetería como Octopi (por defecto) o Pamac (estilo GTK). Tal vez en un futuro lo implementen.

  8. Mis conclusiones de todas estas pruebas son… bastante decepción general.

    Me esperaba mucho más de distros como Maui y KaOS (aunque muchísimo mejor la segunda que la primera, no hay color). Nada nuevo bajo el sol en Kubuntu, que reclama tan solo un poco más de cariño a gritos para ser una buena distribución. Y aunque Manjaro ha ido un poco en la línea de la pinta que ya me tenía, de algo bueno e interesante a la par que un poco diferente… me esperaba un poco más de ella. A tenerla en cuenta, eso sí, al menos para seguirla de cerca, a ver si en algún momento pule esas cosillas que a mí me disgustan, para poder usarla (ganas no me faltan).

    Por desgracia vuelvo al punto de partida, KDE Neon, después de no encontrar nada más…. “equilibrado” vamos a decir. Al final es la única que cumple más o menos todas mis demandas o la gran mayoría, y aunque mejorable en muchos aspectos… las cumple de manera “correcta”. Nada espectacular, nada nuevo, nada ilusionante, pero funcional al fin y al cabo, tanto para propios como extraños, que es lo que yo necesito.

    No me ilusionará cuando se inicie, no me provocará un frenesí cuando esté cargado y funcionando ni me provocará sentimiento “fanboy” (como dices tú) después de una semana de uso (ni de un mes, ni de un año), pero lo dicho, se la podré instalar a cualquiera y cumplirá mis necesidades, con un poco más de trabajo del deseable… será un KDE bastante limpio y solo con los programas deseados según la persona, tendrá un centro de software, que aunque sea bastante malo le servirá a los novatos para buscar alguna aplicación que deseen, y en definitiva… KDE para todos (… los que me dejen enchufárselo), que es de lo que se trata ¿no? jeje

    Perdonad tanto tocho en tan pocos días, se que cuesta digerirlo XD

    • Nada que objetar a tu razonamiento. KDE Neon la tuve instalada unos días, no recuerdo qué pasó. Son tantos errores, muchos repetidos que cuesta acordarse de todos. Seguramente alguna chorrada que podría haber arreglado. Es buena opción para usuarios noveles, aunque es verdad que viene pelada y hay que dedicarle un tiempo. Además, es una distribución muy utilizada, al menos es lo que me llega por la cantidad de visitas del artículo que le dediqué en Colaboratorio.

      • Yo simplemente creo que la versión que probaste en su día aún era muy prematura. La que yo he probado es mucho más moderna… e imagino que han pulido muchísimos errores, porque yo no me he encontrado con casi ningún fallo, excepto en el centro de software, si mal no recuerdo.

  9. Oye, por cierto, ¿alguien me puede explicar por qué ninguna distribución “KDEera” usa el Gestor de paquete de Muon? A mí me ha gustado, lo suelo usar en Kubuntu y KDE Neon, pero entiendo que si nadie lo incluye… alguna razón habrá.

  10. Y me surge otra pregunta que me inquieta… ¿Por qué en Linux nunca se muestra la hora que realmente es? Al menos, en las distribuciones KDE que he usado… por mucho que ponga la hora bien… siempre se desajusta. Me parece de poco recibo eso…

    Ahora mismo, mi sistema Kubuntu va con media hora de retraso… Arranqué ahora el Manjaro que instalé ayer en un portátil… y ponía que eran 2h y pico más… Acabo de configurarlo para que lo ponga automáticamente según el servidor de internet, pero me da que poco durará…

      • He seguido alguna que otra indicación de ese wiki para ver si soluciono el problema. Gracias.

        ¿Alguna opinión sobre lo del Gestor de paquetes de Muon? Me llama la atención que muchas distros opten por usar Synaptic, que es lenguaje GTK, teniendo a Muon, que es Qt…

        • Pues no tengo ni idea de por qué no lo incluyen. Hay cierto lío en la nomenclatura de Muon, que pasó a llamarse Discover y actualmente creo que es KDE Discover. A mí nunca me agradó demasiado, siempre encontraba algún error, por lo que no lo echo de menos. Tal vez, al igual que con KDE Neon, a día de hoy haya mejorado y sea un buena opción.

          • No, no, no estamos hablando del mismo programa… Muon nació más como una suite de programas que como un programa, teniendo un centro de software, un gestor de actualizaciones y un gestor de paquetes.

            Sí, el centro de software nunca ha ido muy bien, y no se si ahora pertenece a Muon o es un programa totalmente aparte, que puede ser, y el gestor de actualizaciones no se si lo han fusionado con el centro de software, si son programas obsoletos o qué, pero yo estoy hablando del Gestor de paquetes de Muon, que es tipo Synaptic, pero en lenguaje Qt, y a mí siempre me ha ido bien. Desconozco si a nivel interno hay algo que no haga bien, pero estéticamente, a nivel de manejabilidad y a nivel de estabilidad… yo no tengo queja. Los nombres de los paquetes son:

            muon-discover = centro de software
            muon = gestor de paquetes
            muon-updater = gestor de actualizaciones
            muon-notifier = gestor de notificaciones de actualizaciones

            Al menos… el gestor de paquetes yo os lo recomiendo que lo probéis… Es una pena que habiendo un programa potente de gestión de paquetes hecho para KDE… sigamos usando otros escritos en GTK. Habrá que darle la oportunidad, y cuanto más lo usemos… imagino que más mejorará.

  11. Uppps, al parecer yo tengo un “FrankenDebian”, instale Debian testing y luego agregue los repositorios de unestable.
    Pero bueno despues de 3 o 4 meses de la instalación solo he tenido un pequeño problema con el sonido que tarde unos 20 minutos en resolver…

      • Si claro, pero al final una versión estable también me aburre un poco si no hay ningún problema, de ves en cuando es divertido tener algún pequeño reto…

        Y supongo que l@s desarrollador@s no recomiendan un “FrankenDebian” para evitar también que la gente llene los foros y las listas con un montón de problemas.

  12. Bueno, parece que Kubuntu estaba escuchando mi reclamo sobre el gestor de paquetes de Muon, jajaja.

    Acaba de salir Kubuntu 18.04 LTS, la cual trae Discover como centro de software (al igual que KDE Neon, la misma versión) y a Muon como gestor de paquetes. Me parece la solución más acertada ahora mismo, es lo que yo hubiera hecho.

    Además me sorprenden bastante algunos cambios que han hecho… Por fin han pasado del puñetero Dragon Player y han reparado en VLC. Han sustituido Amarok por Cantata, han metido la última versión disponible de Plasma, es la primera vez que veo que meten un tema oscuro por defecto (a lo Manjaro) y han sustituido Rekonq por Falkon.

    Y me sorprende aún más que en el menú de instalación haya la opción de una “instalación mínima”, imagino que al estilo KDE Neon.

    La verdad es que lo veo todo acertado, y si el otro día te comentaba que a la última actualización de Kubuntu 16.04 LTS solo le veía falta de cariño y la falta de un buen centro de software… esta mejora parece ser mucho más que eso. Solo falta que sea estable y rule bien.

    Ojalá Kubuntu haya vuelto por sus fueros 🙂

  13. Ni te imaginas lo que me alegra que vuelvas a escribir, cuando echaste el candado me disgusté. Me sentó bastante mal jajajaja, esos análisis tuyos finiquitaban el día ya de madrugada ofreciéndome un lapsús de relax en algo que tanto me gusta seguir como los sistemas operativos gnu/linux. Gracias por tu regreso.

    Un saludo desde Madrid.

    • …si te vuelve a picar el gusanillo de probar una distribución contempla la oportunidad de instalar MX Linux (basada en la rama estable de debian) se hicieron piña en el foro de openSuSE cuando pregunté por la posibilidad de instalarla sin systemd,,,,me dijeron que me fuera a una de esas distros pequeñas y les hice caso. Hoy MX Linux está por encima de openSuSE en distrowatch, increible el trabajo de ese equipo.

      Un saludo.

      • Gracias por la recomendación, conocía MX Linux e incluso la revisé hace algo más de un año para Colaboratorio. Te dejo el enlace por si no leíste aquel artículo, aunque está ya algo desfasado, claro:

        Revisión de MX Linux

        La verdad es que apenas escribo porque mis circunstancias laborales cambiaron recientemente, además de tener que seguir apretando con las oposiciones. El tiempo vuela y escasea.

        Un saludo.

  14. Buenas, aprovecho este artículo sobre Debian para hacerle una consulta sobre el mismo: tenía instalado Arch con plasma, después pase a Fedora con KDE, ahora instalé Debian con KDE utilizando la primera imagen del dvd de instalación. Mi problema es el siguiente: después de un tiempo de iniciada la sesión, KDE queda colgado, no me deja otra que reiniciar el sistema. No entiendo que es lo que pasa. Reinstale de esa misma imagen 3 veces con KDE, siempre da el mismo problema. Con esa misma imagen instalo XFCE y no existe problema. ¿Qué puede estar pasando?

    • Uf, difícil de averiguar, Roberto. Tendrías que hacer un trabajo de depuración para saber dónde está el problema y yo hace tiempo que paso olímpicamente de eso. Si te sirve de consuelo (mal de muchos…) tuve que pasar de Manjaro KDE porque la sesión “crasheaba” de vez en cuando y se congelaba la barra de tareas, como hace la tira de años no me sucedía en KDE.

    • Solía pasarme eso con una tarjeta Nvidia, Linux nunca se bloquea, aunque parezca broma, aunque la pantalla esté congelada, el sistema sigue corriendo en el fondo. Cuando la pantalla se bloquea y no nos deja hacer nada, el primer sospechoso es el controlador de video o bien algún problema entre el entorno de escritorio y el controlador de video (no es lo mismo uno que otro). ¿Has probado, por puro morbo, instalar otro ambiente de escritorio que no sea KDE? Si se sigue bloqueando, entonces es sin duda el driver. Si no se bloquea con otro DE, puede que tu problema se solucione usando otra versión de Plasma. Si tu tarjeta es Nvidia, lo lamento, desde hace mucho no parece que Nvidia esté interesada en colaborar con Linux, a pesar de que ellos brinda drivers, generalmente no funcionan bien y los nativos de Linux son hechos al tanteo, como hacer algo con los ojos cerrados.

  15. No se si llego muy tarde a las barricadas pero aquí va mi experiencia:
    Llevo aproximadamente unos 8 años sin una imagen de Windows en mi equipo.
    Pero al principio no todo fue fiesta, claro está. Venía usando Ubuntu (hasta Kramic Koala) con un equipo de escritorio que mis gatos se encargaron de finiquitar. Mis primeras lágrimas fueron proporcionadas por una tarjeta Broadcom que venía con mi nueva portatil. No funcionaba con nada, y en las noches de tutorial encontré ndiswrapper. La única que lo hizo andar de forma aceptable fue Debian Etch. Aclaro, en ese entonces aún convivía con Windows. Pasó el tiempo hasta que creo que por el 2012 decidí probar Ubuntu Quantal Quetzal. ¡Me desmayo! Mi tarjeta reconocida a la primera, sin trucos, sin parches… PEEEEERO en ese entonces me encontré con un Ubuntu totalmente diferente a lo que había experimentado. Gnome 3 había hecho su aparición no supe desde cuando y me sentía extraño. En ese momento la providencia me iluminó y descargué Xubuntu. Menos consumo de recursos, una interfaz más a la OS X (guardando las distancias) y bueno, a acostumbrarme a los paquetes que trae normalmente XFCE, incluyendo Xterm. Todo más sencillo pero funcional. Afortunadamente la siguiente versión era LTS, así que me quedé con Xubuntu aproximadamente dos años más. Poco a poco fui olvidando a Debian, que tantas victorias me dio (por ello le guardo un respeto y culto y por ello he disfrutado mucho tu artículo).
    Después de esos años en Xubuntu decidí iniciar la famosa búsqueda de otra distro. Pasó Fedora (la cual instalaría si tuviera que administrar una oficina o centro de cómputo), pasó Mandriva, OpenSuse. Además ya no solo fue la busqueda de una distro sino también del escritorio que remplazara a Gnome 2. Finalmente (Y ya con una Laptop Dell) llegué a Linux Mint. Cinnamon me pareció muy agradable, elegante y liviano, a pesar que no soy partidario de las distros Windows-like, pero es un precio que me permití pagar. Todo el hardware funciona muy bien, no es extraño pues Dell hace un tiempo ofreció equipos con Ubuntu preinstalado y Mint es un ubuntu en el interior. Otra cosa que me pareció agradable es que las versiones aparecen con más tiempo de testeo. Desde Mint 17 no he dejado de usar Mint. Ahora con la 19 hice una instalación limpia (Analizándolo, muchas veces tuve que formatear mi equipo con Windows y no precisamente porque fuera a cambiar de versión). Una primer sorpresa es la ausencia de la partición Swap, ahora es un swapfile, bien, más espacio para mi. No cambiaré a Mint al menos hasta 2023 que finaliza el soporte o bien hasta que migre a una versión superior.
    Y es que he decidido esto por dos razones. La primera es que no me interesa andar una distro de expertos en mi computadora de cabecera, me interesa que todo funcione, y con Mint me funciona. La seguna razón es que siempre he sido una especie de promotor-evangelísta de Linux, y si me pongo en el lugar de muchos usuarios noveles, ellos prefieren que se parezca a Windows, de echo Windows 8 fracasó en parte porque dejó de parecerce al propio Windows. De este modo puedo dar soporte a todo el que me permite instalar Linux Mint en su computadora (Estaré viendo el mismo escritorio).
    Creo que la diferencia entre experiencias radica en que me gusta ser minimalista respecto a los recursos del sistema, no requiero los grandes efectos ni la gran integración de Plasma, sino algo que aún funcione con 2GB de RAM o incluso con 1GB.
    En fin, actualmente sigo probando nuevas distros, nuevas versiones, ya sea en una máquina virtual o bien en alguna de mis PC’s viejas que me sirven de laboratorio incluso para otros sistemas como OpenBSD y NetBSD. De hecho estoy escribiendo esto desde una vieja Pentum D. Subirme al carrusel de distros se me ha vuelto una actitud. Siguiente distro: Ubuntu Budgie.
    Saludos.

    • Gracias por tu comentario, Carlos. Que sigas disfrutando de las probaturas en tus equipos, a mí ya se me pasó esa época. Ahora mismo lo que uso es KDE Neon y, por ahora, funciona sin problemas.

      Saludos.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Enrique Bravo.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Clouding.io.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://lasombradelhelicoptero.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.